Series con mejores vidas

Ok, ahora vamos a hablar de una serie que se acaba de estrenar la semana pasada: Friends With Better Lives. Primero que nada, me parece importante mencionar que su lanzamiento fue pensado con la idea de cubrir el hueco de comedia que How I Met Your Mother dejó en CBS hace dos semanas. Tiene muchas esperanzas depositadas en ella.

La premisa es sencilla: un grupo de amigos (una pareja de casados, una pareja de recién comprometidos, un divorciado y una soltera) buscando —y manteniendo— relaciones amorosas. Suena interesante e, incluso, el cast tiene a James Van Der Beek que los represente. Sin embargo, en una época donde el mockumentary y el humor no tan simple están presentes en la mayor parte de las series de comedia, se necesita —casi obligatoriamente— tener algo que diferencie la serie de las demás.

En un mundo plagado de LeslieKnopes, MichaelScotts y MindyKallings la comedia siempre —con risas de fondo— ya no es suficiente. Los espectadores de sitcoms ya no esperan (nada más) que les provoquen una risa espontánea. Buscan que las historias tengan sentido. Que el humor sea mejor pensado y menos involuntario.

Si bien es cierto que varias series con humor simple han logrado salir a flote a largo plazo no logran mantener a sus audiencias pendientes de lo que suceda con sus personajes. Los espectadores buscan máss historias con arcos largos y bien hechos, no capítulos aislados con gaga involuntarios. Las audiencias buscan un mejor trato.

Y si, definitivamente está serie tiene potencial para salir adelante y lograr buenos ratings (¡Hola James Van Der Beek!) pero creo que tendrán que dejar de lado la carcajada fácil y pensar muy bien las historias que contarán. Su ventaja es que tienen personajes bien formados y fórmulas ya preestablecidas. Esperemos que no decidan irse por la salida sencilla.

¿A ustedes que les pareció?

Una seria Vicepresidenta

¡Selina está de regreso peeps! Y viene con toda su caravana de acompañantes remasterizados. En el primer capítulo de la tercera temporada, Some New Beginnings (3×01), vemos como es que esta serie tiene tanto éxito y cómo Julia Louis-Dreyfus se ha convertido en una de las comediantes más respetadas.

La historia retoma el cliffhanger de la temporada pasada: El presidente de E.U no se reelegirá y Selina lanzará su candidatura. Pero él no ha hecho el anuncio, por lo que la vicepresidenta no puede decir nada tampoco. Por ello se dedica a hacer una gira —en la que no quiere estar— con un libro —que ella no escribió, sin la ayuda de su séquito. En otra parte del país, Mikel se casa y Jonah es despedido de la Casa Blanca.

Lo que es verdaderamente impresionante de esta serie —aparte de la talentosa Julia— es el inteligente manejo del humor con temas de política. Hablando desde un contexto donde no estamos tan relacionados con la forma en que se maneja la Casa Blanca es impresionante los detalles que incluyen y lo fácil que resulta entender lo que está sucediendo. El humor negro es tan sólo un pretexto para mostrar una realidad —exagerada— de la forma en que Estados Unidos maneja su país.

Y eso es algo de lo que se debe hablar seriamente.

It’s not Serious being Green

En el capítulo de esta semana de Once Upon a Time, It’s Not Easy Being Green (3×16), suceden muy pocas cosas relevantes. Pareciera que los escritores quieren llenar de historias de relleno la serie para llegar a un final que, por sus antecedentes, no tienen idea cómo terminará.

En este caso nos toca saber un poco más sobre la historia de Zelena (media hermana de Regina (I know, right?)) y su envidia hacia Regina (dato curioso: su color verde se debe a ello). En él podemos ver los intentos fallidos de esta bruja por convencer a Rumplestilstkin de que ella sea la que haga su maldición, no su hermana. Mientras tanto, en StoryBrooke los personajes corren por todo el pueblo buscando a la Wicked Witch y no pasa absolutamente nada.

Pareciera que los escritores están tratando de buscar cuentos de hadas para mezclar los con su historia y tratar de darle algún sentido, sin embargo, esto se ve tan hecho a la fuerza —e incidental— que pierde todo sentido. La Wicked Witch no tiene otro motivo que ser la nueva antagonista que remplace a Regina. No tiene un móvil fuerte ni sus acciones tienen sentido o aporte a la historia.

Creo que está temporada los personajes han hecho tan poco con sus historias que los escritores ya ni se preocupan por mostrar un poco de avance en sus perfiles. Los malos son malos, los buenos son buenos y Regina siempre está en un ir y venir. Ya no espero que la serie mejore, pero que por lo menos me sorprenda un poco más.

Y eso si necesita ser hablado seriamente.

Un retrato detallado de How I Met Your Mother

Si estás leyendo esta entrada es porque ya viste el capítulo (o capítulos) final(es) de How I Met Your Mother. Last Forever Partes 1 y 2 (9×23 o 9×24) o porque simplemente eres muy masoquista y te gusta enterarte de los finales de las series sin haberla visto completa.

De cualquier forma debo de prevenirlos. Lo que voy a escribir a continuación es mi opinión sobre el final de la serie. La entrada va a estar llena de SPOILERS así que, si no lo has visto, salte inmediatamente de aquí. Quedas advertido. Con eso dicho, vamos a lo bueno:

Ya leí varios comentarios y escuché otros mas sobre este final de la serie. Debo aclarar que mi crítica va dirigida hacia la historia y los momentos claves en ella. No en la narrativa ni lo mucho que los escritores decidieron alargar la narración. Con eso concuerdo totalmente.

Los capítulos finales de How I Met Your Mother se centran en cubrir el resto de los años que quedan entre la boda de Robin y Barney y el 2030 (cuando Ted les narra la historia a sus hijos) de forma que, y a modo de técnica narrativa, nos vamos enterando de las vidas de los personajes por flash-forwards de dos en dos años.

De esta forma vemos cómo Robin y Barney se divorcian a los tres año de haberse casado, cómo Ted y la madre (A.K.A Tracy (¡Le atiné!)) se embarazan antes de poderse casar, cómo Lily y Marshall tienen un tercer hijo, cómo Barney se vuelve padre y cómo el grupo se mantiene unido a pesar de que Robin viene y va de sus vidas. Todo esto desemboca en el inevitable final: Tracy -efectivamente- se muere y la historia que les cuenta Ted a sus hijos sucede seis años después de que esto suceda. Lo que lo lleva a buscar de nuevo a Robin. Con una trompeta azul (¡Sí!, como la del primer capítulo) Fin.

Ahora bien, me gustaría ir por partes para explicar cómo quedé y qué es lo que pienso de esta conclusión. Ahondaré en dos temas importantes: La presencia de la madre en la serie -y su consecuente muerte- y la decisión de Ted de (y de los escritores) por quedarse con Robin.

Primero que nada: la historia de la madre (Tracy). Sí bien terminamos por saber cómo es que Ted la conoce y cómo, inevitablemente, terminan enamorándose, teniendo hijos y casándose con ella, pareciera que todo esto sucede de manera muy rápida y sin darle la importancia necesaria a la madre. Aquí me gustaría detenerme e invitarlos a pensar en la serie como un todo. Quitémonos la idea de estos últimos capítulos como historias individuales y recordemos los últimos 9 años (y doscientos y pico capítulos) de nuestras vidas, ¿ya estamos? Bien. Ahora pensemos en todos los capítulos que Ted (del futuro) le dedica total devoción a Tracy y su encuentro -próximo a suceder-.

No. A mi no me parece que la relación de Ted y la madre sea apresurada. No. Tampoco creo que los momentos que pasan en cámara juntos -tanto en estos capítulos como el resto de la temporada- sean pocos. Es más, me parece que la relación de Ted y Tracy es sumamente detallada. Sabemos todos los quirks y detalles que Tracy tiene y que -consecuentemente- enamoran a Ted. Mismos detalles que el Ted del futuro se encarga de explicar una y otra vez mientras va a soltando pequeñas pistas a los largo de las temporadas. Una oda a su esposa, podría decirse.

El hombre le dedica parte de su historia (9 años de nuestras vidas y doscientos y pico capítulos de serie) y devoción a Tracy. Desde que explica cada pequeño detalle que ama de ella hasta los momentos en los que pudieron haberse cruzado y no lo hicieron. Ted -al contarles a sus hijos- evidencia un profundo amor por ella. Incluso la serie obtiene su nombre por ello.

Entonces surge la pregunta, ¿por qué Ted habría de dedicarle tanto tiempo a la madre si a final de cuentas se termina quedando con Robin? Porque la madre significa mucho para él. Para Ted, Tracy era la mujer de su vida, la madre de sus hijos. Eliminar todo el simbolismo que viene detrás de ella sería quitarle el significado a su encuentro. A su vida juntos. La devoción completa que le tiene este hombre a su esposa. No, Ted y Tracy deben de tener su momento juntos. Tracy merece toda la historia que Ted elaboró.

Lo mismo sucede con la relación de Barney y Robin. ¿por qué no dedicar un tiempo para explorarlos como pareja? ¿por qué no permitirles tener su boda de ensueño y esos tres años juntos? Su relación vale la pena. Barne y Robin merecen ser felices cuando así lo desean y también se les permite equivocarse. Quizás Robin necesitó de esta relación para darse cuenta de cosas sobre si misma.

Entonces, respondo con otra pregunta ¿Que Ted se haya quedado con Robin al final anula por completo su relación con  Tracy? ¿Que Robin se asome por su ventana para sonreírle a Ted significa que no debió de haber sentido nada por Barney? ¡No! y ahí es donde me parece que radica el problema. En que, como espectadores, no podemos separar una mujer de la otra. Una relación de la otra. No podemos distanciar la relación de Ted, con Robin, de la que tiene con Tracy. Si una no funciona tampoco debe de suceder la otra. Y ahí es donde me parece que no es justo. Robin no vive por -y a pesar- de Ted. Tracy tampoco. Ambas son mujeres importantes en la vida de este hombre. Ambas significan mucho para él. De forma que la relación con una no nulifica a la otra.

¿Qué hubiera sucedido si Robin y Ted se casaran en la tercera temporada y luego se divorciaran? ¿Eso no le permitiría a Ted conocer a Tracy y formar una familia con ella? No. Porque la gente cambia. Las personas avanzan. Quizás Ted y Robin no estaban listos para tener una relación juntos cuando así se les presentó. Quizás ahora tampoco lo están, pero eso no significa que no puedan darse otra oportunidad. Que puedan volver a amarse y, sí, quizás volver a tropezar en el intento. Eso es lo que me parece bello del final. Ver a dos personas dándose la oportunidad de amarse de nuevo. De cerrar el círculo.

¿Me hubiera gustado ver menos de la madre en este capitulo? Por supuesto que no. ¿Hubiera preferido verla moribunda y enferma para poder entender el sufrimiento por el que Ted pasó? Para nada. ¿Necesitaban hacer que Tracy se muriera para que Ted por fin decidiera salir con Robin? No lo creo.

Lo que How I Met Your Mother hizo en 9 temporadas es reflejo de lo que cualquier persona -entre sus 20s y 30s- haría. Buscar el amor. Tener una relación. Casarse. Formar una familia. Perder un amor que se creía que iba a ser para siempre. Volver a interntar enamorarse. No, Ted no le faltó el respeto a su esposa. El la amó con todo su corazón. Le atribuyó su llegada a su vida al universo y le dio signficados que ni el mismo logró entender. Pero Ted siguió con su vida. Ted optó por el amor y por el cambio. Conocer a Tracy y casarse con ella fue parte de su camino. Robin, por supuesto que no es su fin, pero sí parte de su ruta.

Para mi, How I Met Your Mother significa cambio. How I Met Your Mother significa aprendizaje. How I Met Your Mother significa amor. Y eso es algo de lo que debemos hablar muy seriamente.