Jessica Jones y el poder sobre el cuerpo.

Disclaimer: La siguiente entrada la hago como fan de las series y de las películas, no como gran conocedor de cómics. Por lo tanto, la argumentación se centrará en técnicas narrativas audiovisuales.

SI han seguido de cerca este blog sabrán que no me considero muy fan de lo que hace Marvel con su Universo Cinematico (como podrán ver en este antiguo post). Me parece constreñido y poco diverso. Sin embargo, también sabrán que soy fan aguerrido de todo lo producido por Netflix. Las series de esta plataforma de streaming me parecen frescas y -gracias a su formato- llenas de profundidad y desarrollo de personajes. A mi parecer, ambas compañías trabajan de formas contrapuestas y muy diferentes.

Por eso, cuando me enteré de que Netflix produciría una serie de series (Daredevil, Jessica Jones, Luke Cage y Iron Fist) no estaba seguro del resultado que de esto devendría. Muchas otras veces un producto de Marvel me había emocionado y perdido en poco tiempo. Con ‘Jessica Jones’ pasó precisamente lo contrario.

En mi experiencia -y dentro del espectro de lo que he podido ver- una serio o película de superhéroes siempre centra sus primeros momentos para explicar el origen de sus poderes, sus motivaciones y (hasta cierto punto) filosofía. Algo que encuentro coherente, más no inherentemente necesario.

Con ‘Jessica Jones’ sucede totalmente lo contrario. La serie comienza con la protagonista siendo una detectiva privada, con un pasado turbio y un alcoholismo severo, resolviendo casos en la medida de lo que su sobriedad se lo permitiera. Sin embargo, cuando un caso la vuelve a unir con ‘Kilgrave’, un hombre que poco conoce los límites, la emoción arranca y no se detiene hasta el capítulo final.

469735950

Con esto en mente, podemos ver que esta serie no se trata de cualquier otro producto manipulado por Marvel.  A mi parecer es. más bien, una historia creada por Netflix donde el gran corporativo del comic sólo tiene incidencia en dar su nombre y proporcionar los personajes.

Jessica Jones no es una heroína, ni pretende serlo, es una mujer que quiere vivir su vida sin ser molestada y que, coincidentemente, tiene super fuerza, y aquí es donde encuentro el primer punto interesante de la serie. Los poderes de Jessica son representados como un rasgo más de su persona.

Cuando en las demás historias de superhéroes los poderes parecen ser lo que definen al personaje -de verdad, intenten removerlos de cualquier héroe del MCU y verán que no se quedan más que con personajes planos, acartonados y sin motivos-, para Jones son sólo parte de su vida, como cualquier otro rasgo propio de ella. A cómo lo veo, sus poderes no tienen más injerencia en su vida que su preferencia sexual o color de cabello.

Rasgo que llama la atención del maniaco de Kilgrave, un hombre sin límites que tiene la capacidad de controlar la mente de la gente a su voluntad y precisamente es en él mismo donde encuentro el segundo punto a favor de la serie: la relación entre estos dos personajes. A Jessica no la definen ni sus poderes ni su pasado con Kilgrave. Sin embargo, Kilgrave hace lo contrario, la reduce a eso nada más -¿No les recuerda a, no sé, Marvel?- y se obstina en hacerla suya.

db1d4763941f61a69939eced89b5a11fba4281aa

Con esta idea es con lo que la serie toma toda fuerza y profundidad. En lugar de quedarse con una idea plana de agresor/víctima, ‘Jessica Jones’ se atreve a ir más allá y a descubrir las razones que permean esta relación. Incluso se mete tanto de lleno que se toma la libertad de tratar temas de importancia actual como el consentimiento, la violación y las relaciones de poder.

Mi ñoño interior comenzó a saltar de felicidad cuando vio que conceptos teóricos de sociología (tales como “Violencia simbólica”, “Subalternidad” y “Otredad”, entre otros) estaban siendo representados  con suficiente soltura y de forma tan sencilla y entendible en sus capítulos (sobre todo en el 9, ¡qué maravilla!).

En un mundo donde la violencia de género se impregan y escurre en todos los ámbitos de nuestra vida, resulta refrescante que una serie se dedique a explicar lo que significa el consentimiento (algo que muy pocas personas parecen entender) y los alcances que tiene en una persona cuando ésto no se respeta, cuando el individuo pierde poder sobre su cuerpo y otra persona decide lo que se hará con él, ¿les suena familiar?

Jessica, y el resto de las personas afectadas por Kilgrave, no son personajes ficiticios, son personas reales con conflictos reales. Son todas aquellas mujeres que se atraven a decir “no” y terminan muertas, son todos aquellos hombres que deciden vivir su masculinidad como mejor le plazca y terminan siendo rechazados, son todos las personas que son los únicos que tienen poder sobre su cuerpo y aún así son forzadas a hacer lo contrario.

No, Jessica Jones no es una víctima ni pretende serlo.  Sufrió mucho tiempo de violencia simólica y física por parte de Kilgrave, pero en ningún momento se dejó victimizar. Tampoco permite que esto la definiera como villana o heroína, ni mucho menos que destruya su vida, al contrario, simplemente sigue con su vida, tratando de dejar atrás todo el asunto.

Por supuesto, la serie tiene un puño de referencias a héroes de Marvel para tener a los fans de los comics muy contentos, pero no es sino en los temas de trasfondo donde de verdad se luce. Es ahí donde sé que Netflix de verdad sabe lo que hace y que, de una u otra manera, Marvel por fin está participando en proyectos que se dediquen a atraer gente que no lea sus comics. Algo que, sin lugar a dudas, celebro y sé reconocer.

 

 

Segunda ronda de series (que creo que son) buenas.

La segunda parte de la temporada de estrenos de series ha llegado. Por ello, en esta entrada les hablaré un poco sobre los nuevos shows que yo considero que vale la pena ver o ( al menos) tenerlos presentes para verlos en el futuro.

Lunes

Crazy Ex-Girlfriend (The CW)

rs_560x415-150911143646-1024.Crazy-Ex-Girlfriend-Rachel-Bloom.ms

La historia es muy simple: Rebecca es una abogada exitosa que vive en Boston, pero que no se siente contenta con su vida. Después de un encuentro con su exnovio Josh, decide abandonar todo para comenzar una nueva vida en la ciudad natal del mismo: West Covina.

Si han estado siguiendo este blog, sabrán que el que escribe es un fan traumado con esta serie; no sólo por el humor tan negro e inteligente que se maneja, sino por las excepcionales actuaciones y los divertidos números musicales que semana con semana tenemos el placer de disfrutar.

Lo más interesante, sin duda, es la forma en que la serie toca temas delicados como la depresión, la ansiedad, la sensación de no haber cumplido  todas tus metas en la vida, el rechazo e, incluso, el sexismo, todo por medio de irónicas, pero poderosas, canciones.

Supergirl (CBS)

Primer-avance-de-supergirl

Es cierto, no suelo disfrutar mucho las series o películas centrados en historias de superhéroes. Nunca me han llamado mucho la atención y sólo muy pocas han logrado mantenerme interesado. Sin embargo, esta serie ha sobrepasado todos mis límites en tan sólo 5 capítulos. Algo que celebro muchísimo.

Kara Danvers es Supergirl, una hija de Krypton que, en un inicio, la idea era que llegara a la tierra para proteger y cuidar a Superman, sin embargo, su nave se perdió en el espacio y para cuando llegó a la tierra, el héroe encapotado ya era un adulto que no necesitaba de ningún cuidado. Ahora, es asistente de Cat (una excelente Calista Flockhart emulando lo mejor de Meryl Streep en ‘Devil Wears Prada), mientras que se dedica a proteger a su ciudad: Central City.

La premisa suena igual, o más gastada, que cualquier otra historia de  superhéroes. Sin embargo, el carisma de Melissa Benoist (como Supergirl), las tremendas historias divertidas que plantean semana con semana y el inherente (pero no descarado) feminismo detrás de este personaje, resultan en una verdadera delicia.

Miércoles 

Casual (Hulu)

Casual

Es bien conocido que cualquier cosa dirigida por Jason Reitman es de calidad. Sino, al menos te pone a pensar. ‘Casual’ no es la excepción. Es el mejor ejemplo de Dramedy con el que podemos encontrarnos.

Esta serie narra la vida de Valeria, una mujer divorciada que se muda con su hija a la casa de su hermano Alex, mientras intenta recuperar lo poco que queda de ella después de un matrimonio fallido e intenta regresar al mundo de las citas “casuales”. Spoiler warning: no le va muy bien.

Lo hermoso de los proyectos en los que se involucra Reitman es siempre la humana y natural representación de los seres humanos como individuos llenos de defectos, pero capaces de comenzar siempre de nuevo. Sobra decir que las actuaciones son magistrales y que, aparte de todo eso, goza de la presencia de la maravillosa Frances Conroy (Ruth, en Six Feet Under) como la mamá de Alex y Valerie.

Sábado

Ash Vs Evil Dead (Starz!)

ash3

Si eres fan de la trilogía que lanzó a la fama a Sam Raimi, entonces esta serie es para ti. Si no lo eres, también es para ti. De hecho, es un programa del que estaremos hablando por mucho tiempo.

Bruce Campbell regresa a interpretar a Ash en esta secuela-ish de ‘The Evil Dead’, esa B Movie con exceso de gore que a todos nos atrapó desde el comienzo. En esta nueva historia, Ash tiene que enfrentar, nuevamente, al mal después de haberlo dejado escapar al leer el libro de los muertos bajo la influencia de la marihuana. Sin embargo, ahora no está solo, lo acompañan Pablo y Kelly, un par de veinteañeros que, después de una serie de percances, deciden ir con él. Lucy Lawless también aparece como la contraparte de Ash.

Lo interesante de pasar una historia como esta a un formato de televisión, es que podemos conocer de lleno a los personajes, seguir sus historias y tener suficiente gore y humor negro para rato. Algo que se agradece infinitamente. La orgía de Deadites que hacen apariciones en cada capítulo es fenomenal, también. Groovy, indeed.

Streaming

Jessica Jones (Netflix)

Jessica-Jones-Featured

Pues sí, este año las casas productoras se han encargado de callarme la boca (en cuanto a series se trata) con mi disgusto por las historias de superhéroes. Jessica Jones es (junto con Supergirl), para mi gusto, el momento pivotal en el que las representaciones de superheroínas va a comenzar a tomar un camino muy interesante.

El programa sigue la historia de Jessica Jones (duh), una investigadora privada que sufre de terribles repercusiones después de huir de las garras de un maquiavélico hombre (David Tennant), ¿olvidé mencionar que también tiene super fuerza y de (casi) volar?

A sabiendas de eso, los creadores se encargan de meternos en un mundo gris -con un hermoso homenaje al cine noir– con múltiples posibilidades y temas muy actuales. El consentimiento y las consecuencias del abuso de poder sobre las personas son las ideas que permean toda la serie y el hilo conductor de la vida de Jessica Jones. Algo que no se pueden perder.

Así que, aquí están. 5 fenomenales series listas para ser vistas desde el más ávido crítico hasta el fan recalcitrante del binge-watching. Historias que se desarrollan grácilmente dentro de sus propios mundos, pero que permean con profundidad todos los aspectos de la actualidad.

TV and the new depiction of masculinity.

It’s true, we’re really living on the golden age of television. A golden age where we’re able to enjoy new ways of telling stories and where we can take pleasure on a certain variety  of alternative platforms to binge-watch our favorite show, or even get to know  their very own stellar productions (such as Netflix, Hulu or Amazon), and yet, nothing has drawn more my attention  than an interesting development on  characterisation of masculinity upon  male protagonists.

Nowadays, we’re more than wont  to have an stereotipical male figure on TV and films that will gladly shove down our throats his socially constructed ideas of what it really is to be man; let’s make a list of all them, shall we? A man has to be strong, powerful and dauntless, he also has to provide for his family (mostly for his selfless wife) and never (at all cost) shed a single tear  for nothing and no one. A dude with this ideals will always have the power to overcome any problem without showing neither harm nor weakness. He will always be a manly man.

Fortunately, we’re kicking off a new era, one where this stereotipic ideas are really worn out. You just have to turn the TV on to come across a whole new badge of glorious male characters depicting a new way to see masculinity. From Catastrophe to Kevin From Work, from Man Seeking Woman to Master Of None, even You’re The Worst, all acting out new ideals, breaking paradigms and demolishing old preconceptions of manhood.

The men depicted on this shows are not afraid to show his feelings (what a travesty!) and, above all, they’re used to talk about them (double travesty!), they’re also allowed to feel vulnerable and to show this side of their being without remorse or self-deprecation (The travesty apocalypse is upon us!).

600x600bb-85

 We get to see how a sensitive guy as Rob cares so much about pregnant girflriend Sharon’s feelings in spite her constant and utter denial of it on Catastrophe. The same thing happens on Man Seeking Woman, when main character Josh fantasies on meeting the perfect girl for him even though his heart is completely broken after his girlfriend left him for another guy. Even Jimmy, from You’re The Worst, has to show his true colors as he is being supportive when his girlfriend Gretchen falls through the black hole of clinical depression.

It really is a delight to come across such enlightning, enthralling and enriching new ways of portraying masculinity. We’re not empty vessels ready to be filled up in real life. Us men should, and must look for, and look up, another masculinities. Those that really defy our way to see life.

screen_shot_20150624_at_3.56.44_pm.png.CROP.promo-mediumlarge

That’s why I, for one, was more  than excited to welcome Kevin’s best friend, Brian, crying his heart out for the loss of the girl he thought was his true love on Kevin From Work and, even better, having an enthralling chat about his feelings, that doesn’t seem contrived at all, with his best friend while drinking some tea. Before this, I was really starting to worry that we’re going to be cursed with the perpetual, and godawful idea, of portraying men as a nonchalant non-crying Rambos.

I even get more excited when I stumble upon Dev, from Master Of None, trying to understand the way his girlfriend felt when she was mistreated by his boss after being totally polite to him. In fact, Aziz Ansari (creator and main character of the show) takes his time to tackle the clear differences between the inequal ways society treats men and women as a main theme on one episode of season one.

Master-of-None-Poster-629x360

So yes, I do know we will always have Rambos, Terminators and Conans The Barbarians to look up when its needed, but they’re not the only (and necessary) depiction of masculinity that the world needs. They’re the ones that the world want us to be.

Men in real life do have feelings in spite all the constant reminders, and reproachs, to not doing it so. Role models are everywhere too, we just have to look for those that matches with our way of seeing things and not by the ones who are trying to define us.

 

El constreñido universo del Marvel Cinematic Universe.

El Marvel Cinematic Universe es todo menos un universo. Si nos ponemos muy técnicos y específicos, un universo sería todo aquello que englobe una serie de objetos, características, personas, ideas e infinitos muy diversos y diferentes entre sí.

Es cierto que el MCU engloba todo eso y más, sin embargo, a mi parecer, lo que le resta esa posibilidad de infinitud y vastocidad es precisamente la falta de diversidad.

Pero Diego, el MCU está conformado por una amplia variedad de superhéroes y personas con poderes y características únicas que los distinguen de los demás. Sí, estoy de acuerdo, sin embargo todos funcionan y actúan con base a la misma fórmula narrativa: superhéroe debe demostrar su valor a través de una serie de predicamentos, recuperar un objeto del (o los) villano(s) principales y ser irónico en el intento.

Tal delimitación narrativa constriñe tanto a los personajes que, pudiendo ser individuos llenos de características profundas que los diferencien de los demás, terminan siendo el mismo pastiche unidimensional que se repite una y otra vez a lo largo de todas las historias del MCU. Eliminando toda posibilidad de diversidad.

Para demostrar mi punto, los invito a que hagamos un ejercicio de imaginación y recordemos a cualquiera de nuestros superhéroes favoritos del mundo de Marvel en el cine. En su historia, ¿debe recuperar algún objeto que, de alguna forma cayó en manos del villano o de la organización maliciosa? Ahí tenemos  a ‘Captain America: The First Avenger’, ‘Thor’, ‘Ant-Man’, ‘The Avengers’, ‘Thor: The Dark World’, incluso ‘Guardians of the Galaxy’, portando esta bandera con orgullo.


connecting-the-marvel-cinematic-universe-34927

Lo entiendo, todas estas historias de búsqueda de objetos valiosos son construidas para formar la historia alrededor de las Infinity Gems y que ésto culmine con ‘Avengers: Infinity War’, pero incluso las que no tienen que ver algo directamente con ello, como ‘Ant-Man’ y hasta cierto punto las primeras de ‘Iron Man’, terminan por caer en la salida fácil.

También, muchas otras veces la búsqueda del objeto es sustituido, y/o acompañado, por rescatar a un interés amoroso. Ahí está ‘Avengers: Age of Ultron’, ‘Thor: The Dark World’, ‘Ant-Man’ y, de alguna forma, ‘Iron Man 3’. Todos basándose en la misma historia, el mismo procedimiento y la misma resolución.

Pero Diego, también hay una amplia gama de personajes secundarios que enriquecen la historia y le dan un poco más de profundidad a la narrativa. Concuerdo, sí, pero su influencia en las películas es mínima y no aporta más que cualquier otro protagonista de su propia película. Su presencia no da para mucho.

Pero Diego, hay películas que no entran en la descripción que acabas de mencionar, y que son sumamente creativas, interesantes y arriesgadas, como ‘Captain America: The Winter Soldier’. Tienes toda la razón, mi estimado padawan, y yo soy el primero en reconocer cuando Marvel decide salir de su status quo para crear aventuras magníficas, como es ‘The Winter Soldier’ con sus tintes de thriller político o ‘Guardians Of The Galaxy’ que llegó a modificar el tono y tipo de humor que el MCU había estado arrastrando, sin embargo estas dos historias parecen ser más la excepción que la regla.

Mi problema con la falta de diversidad de historias y falta de profundidad de personajes viene precisamente de esa idea, de la falta de sensación de riesgos, de lo extremadamente formulaico que se siente todo el asunto, de lo constreñida y apretujada que parece cada película y la continua ausencia, o visión, del propio director.

Pareciera -y estoy casi seguro que así es- que a los chicos de Marvel no les importa quién sea el director de sus películas, mientras éste decida seguir al pie de la letra todos sus requerimientos desgastados y típicos que distinguen a sus historias. El mejor ejemplo de esta teroría es el de Edgar Wright abandonando la producción de ‘Ant-Man’ por el poco espacio que el estudio le otorgaba para dejar su huella o, aunque sea, usar alguna de sus ideas.

Estoy de acuerdo, si se siguen produciendo películas así es porque la gente sigue viéndolas (incluyéndome a mí) y aún generan mucho éxito. De hecho estoy seguro que nunca dejarán de tenerlo debido a la gran cantidad de fans  que están dispuestos a pagar por ver todas y cada una de sus producciones.

Marvel-Cinematic-Universe-Phase-3-Timeline



Sin embargo, hablando en nombe de todos aquellos que no somos fans y que disfrutamos de ver una buena historia, me gustaría que los encargados del MCU pensaran un poco más fuera de su target. Que consideraran hacer historias arriesgadas con más frecuencia, sin la necesidad de usar formulas preconcebidas para funcionar, y que, por el amor a buddha, le pensaran un poquito más al momento de crear a sus villanos. Si siguen con ese patrón, el carisma de Loki no será suficiente para aguantar el peso de todo el canon.