Archivo de la etiqueta: Catastrophe

Las mejores 15 series pre-2015 con temporada al aire.

Así como este año se distinguió por presentar un puñado de historias nuevas e interesantes, también tuvo su buena dosis de continuidad en las temporadas más recientes de las series que ya habían comenzado antes.

Los creadores y escritores de dichas series se lucieron al mover a sus personajes a territorios nunca antes caminados. Lugares donde las depresiones clínica y post-parto son representadas de la forma más humana posible, donde la bipolaridad no es utilizada como herramienta de mofa sino que funciona como constructo de relevancia importante en la narrativa, donde hay espacio tanto para la egolatría y la ansiedad, donde las decisiones se van de las manos al crear repercusiones catastróficas.

Definitivamente este año fue en el que las series encontraron ese lugar perfecto para hablar del ser humano, sus acciones y adicciones. Aquellas que van más allá del control, y el poder sobre si mismo, para impregnarse en la mente.

A continuación, mi top 15 de las mejores series pre-2015 que tuvieron una temporada este año.

15) Downton Abbey, sexta temporada (ITV)

downtown-abbey-spoilers-on-google

Sin duda alguna, ‘Downton Abbey’ ha logrado acaparar la atención de muchas personas gracias a sus personajes entrañables y su notable (exceso de) drama. Al ser este el último año de la serie, sería poco lógico que sus escritores no se lucieran trayéndonos una historia interesante donde pudiéramos ver el futuro de nuestra familia aristocrática inglesa favorita.

14) New Girl, cuarta temporada (Fox)

New-Girl-Season-4-Promotional-Poster-new-girl-37382916-726-458

Algo que me siempre me ha gustado de esta serie es el excelente sentido del humor que la distingue. Deja ver el profundo cariño que los escritores le tienen al show y lo mucho que se divierten al escribir historias para ellos. Este fue el año en el que Winston se decidió por una profesión, Nick y Jess finalmente siguieron con sus vidas y la infatuación tórrida entre Cece y Schmidt llegó a su punto cúspide. Una gran temporada.

13) Catastrophe, segunda temporada (Channel 4)

Catastrophe_series_2_brought_forward_to_October_as_Channel_4_lines_up_autumn_comedy_bonanza

Debo admitir que no me había percatado de lo mucho que extrañaba a Sharon y Rob hasta que comencé a ver el primer capítulo de su excelente segunda temporada. La cual sigue el mismo formato de la primera: seis capítulos llenos de humor negro que refleja las nuevas formas en las que el amor es entendido y representado hoy en día. En este link pueden encontrar un poco más sobre este tema.

12) Orphan Black, tercera temporada (BBC Canadá)

Orphanblackseason3

No hay nada más delicioso y mejor elaborado que ver a Tatiana Maslany interpretar a 2, 3, o 4 clones (con diferentes personalidades) en una misma escena y no notar que es la misma actriz. La tercera temporada llegó con más expectativas que las que logró cumplir. Sin embargo, logró cubrir las historias de 4 personajes principales, mientras elaboraba una intrincada historia de clones masculinos de fondo, y salió bien librada. Algo que celebro con creces. #CloneClub.

11) It’s Always Sunny In Philadelphia, décima temporada (FXX)

ItsAlwaysSunnySeason10

Una de las series que conocí este año y que, a partir del primer capítulo, me dejó emocionado. Nada es más delicioso que ver a las 5 personas más horribles del mundo elaborar toda clase de planes para salirse con la suya y (casi) nunca lograrlo. Diez temporadas después y la historia no se siente cansada, algo difícil de lograr en una época donde Netflix y Amazon son los reyes de las audiencias y donde la gente tiende a fastidiarse con más facilidad. Con gusto veía otras diez más.

10) Girls, cuarta temporada (HBO)

Girls-Recap-Season-4-HBO-Lena-Dunham

Definitivamente me resulta muy esclarecedor regresar a la vida de Hannah, Marnie, Jessa y Shoshanna. Este cuarteto de mujeres carga más first world problems que una población completa, sin embargo, y de forma extraña, logra evocar un amplio rango de emociones en la audiencia. En momentos resulta frustrante ver lo poco que han cambiado estos cuatro personajes en cuatro temporadas, pero es sumamente redituable ver la delicadeza con la que se construyen en cada capítulo dichos personajes y cómo es posible identificarse con ellas con cualquier insignificancia.

9) Doctor Who, novena temporada (BBC One)

doctor-who-the-magicians-apprentice

Debo reconocer que, después de una desastrosa temporada 8, no pensé que podría volver a enamorarme tanto de esta serie como con la séptima, cuarta o quinta temporada otra vez. Qué equivocado estaba. La novena temporada está tan elegantemente construida y con historias tan perfectas que sería imposible no disfrutarla. Incluso, aún con (en mi opinión) uno de los peores finales de temporada de la serie, puedo asegurar con muchísimo gusto que ‘Doctor Who’ ha encontrado un nuevo camino para seguir y está haciendo todo lo posible para llegar muy lejos. Algo que, si me hubiesen preguntado lo mismo el año pasado, no habría sabido qué responder.

8) Transparent, segunda temporada (Amazon)

transparent-season-2

¡Qué delicia regresar al complicado mundo de los Pfefferman! Aquel donde la unión familiar siempre logra salir bien parada a pesar de la egolatría e inmadurez de todos sus personajes. Me encanta que el viaje que Maura emprende en la temporada pasada sea acompañado por los caminos que le quedan por recorrer a sus hijos y ex-esposa. Sin lugar a dudas, le brinda más profundidad a una serie que, ya de por si, era sumamente densa.

7) Veep, cuarta temporada (HBO)

veep-s4-t

Quien argumente que Julia Louis-Dreyfus es una comediante de poca mota que se quedó atorada en ‘Seinfeld’ entonces no se ha dado la oportunidad de disfrutar de esta gran comedia con tintes políticos de HBO. Que en su cuarta temporada nos lleva (¡Por fin!) a un universo donde Selina Meyer (ex-Veep)  es presidenta de los Estados Unidos y donde, por supuesto, nada sale cómo lo tenía planeado. No importa si no te gustan las series de política, esta historia se lleva las palmas sólo con sus personajes y su ácido humor negro.

6) Silicon Valley, segunda temporada (HBO)

1427358mktpasiliconvalleys2-ka-v12rev2jpg-52a950_1280w

El mundo de la programación y las apps nunca había representado de una forma tan inteligente como en Silicon Valley. Un lugar donde una empresa puede ser rica un día y perder todo el dinero al siguiente segundo al perder su patrocinio que tanto trabajo le había conseguido conseguir. Silicon Valley es, sin duda, mejor cuando pone a sus protagonistas en jaque y los saca de su zona de confort. Algo que la segunda temporada logra maravillosamente.

5) The Affair, segunda temporada (Showtime)

affair2_pr02_blue_portrait2_4c_300-jpg

Creo que, dejando de lado la historia que a todos nos interesa seguir, uno de los mayores atractivos de ‘The Affair’ es el extraordinario uso de la perspectiva como técnica narrativa. Así, en esta segunda temporada no sólo tenemos la versión de la historia de Noah y Allison, sino que ahora también participan Cole y Helen, dándonos suficientes puntos de vista para entender un tema tan complejo como es el de un amorío que, de otra forma, no se podría haber desarrollado adecuadamente.

4) Shameless, quinta temporada (Showtime)

shame1

La historia de la familia Gallagher siempre ha sido increíblemente profunda y sobrecargada de pesimismo con un toque de humor negro. Algo que la quinta temporada logró llevar a cabo con singular facilidad. Así, podemos ver las catastróficas consecuencias ocasionadas por acciones de Fiona en la cuarta temporada, al contrario de Frank, un personaje que parece que nunca logrará madurar, así le vaya bien o mal.

3) Fargo, segunda temporada (FX)

fargo

Aún cuando el formato de esta serie está hecho para funcionar como una antología, la segunda temporada trabaja, más bien, como una precuela de la ya famosa primera temporada, sólo que gira alrededor de otra tragedia en la Minnessota de 1970. Producida por los Coen y actuada a la perfección por la maravillosa Kirsten Dunst, la segunda temporada de Fargo es, sin problemas, una de las grandes revelaciones del año. Cargada con los tintes de humor negro que tanto identifica a los hermanos Coen, una trama intrincada y una dosis necesaria de acción, Fargo demuestra cómo una buena historia puede ser contada en tan sólo 10 capítulos.

2) The Comeback, segunda temporada (HBO)

episode-15-1024

Técnicamente, esta temporada se estrenó en noviembre del 2014, sin embargo terminó de ser transmitida en enero del 2015, y por eso logró un lugar tan privilegiado en esta lista.  No es para más, después de 9 años de estar ausente (el final de la primera temporada se transmitió en 2005), Valerie Cherish regresa a tratar de tener un segundo comeback después de su éxito 9 años antes. Con el usual formato de mochumentary, vemos a una Valerie más madura (tanto en edad como en formas de pensar) que aún busca ser famosa en una industria donde las mujeres adultas no tienen cabida ni entrada. Excelente crítica al monstruo llamado Hollywood e increíblemente protagonizada por la gran Lisa Kudrow.

1) You’re the Worst, segunda temporada (FX)

YOU'RE THE WORST -- Pictured: (L-R) Aya Cash as Gretchen, Chris Geere as Jimmy, Kether Donohue as Lindsay, Desmin Borges as Edgar. CR: Autumn De Wilde/FX
YOU’RE THE WORST — Pictured: (L-R) Aya Cash as Gretchen, Chris Geere as Jimmy, Kether Donohue as Lindsay, Desmin Borges as Edgar. CR: Autumn De Wilde/FX

Si alguien me hubiera dicho el año pasado que esta serie perfilaría a estar en el primer lugar de mi top del 2015 no lo habría creído. Sí, este increíble show tuvo una excelente primera temporada en 2014, sin embargo, en esa época no se trataba así misma con la seriedad que este año plasmó en su segunda temporada. Por supuesto que el primer capítulo comienza con la misma sutileza que el año pasado, pero, para el cuarto episodio, el programa decide tomar un nuevo rumbo que nos lleva a adentrarnos en el complicado mundo de la depresión clínica y las relaciones humanas. Sin duda alguna, podría decir que esta fue la serie que más se arriesgó al contar una historia diferente, llena de corazón y realidad. A pesar de que el final de temporada fue la semana pasada, aún sigo recapitulando, revisitando y recordando las escenas claves de la misma. Imperdible.

Así que aquí lo tienen, un año lleno de historias entrecruzadas que dedicaron sus capítulos a colocar a sus personajes en posiciones incómodas, fuera de su lugar de confort y de la tranquilidad de su vida complaciente. Este fue el año donde se encargaron de darle golpes de realidad a nuestros protagonistas, ese toque de realidad que tanto hacía falta.

TV and the new depiction of masculinity.

It’s true, we’re really living on the golden age of television. A golden age where we’re able to enjoy new ways of telling stories and where we can take pleasure on a certain variety  of alternative platforms to binge-watch our favorite show, or even get to know  their very own stellar productions (such as Netflix, Hulu or Amazon), and yet, nothing has drawn more my attention  than an interesting development on  characterisation of masculinity upon  male protagonists.

Nowadays, we’re more than wont  to have an stereotipical male figure on TV and films that will gladly shove down our throats his socially constructed ideas of what it really is to be man; let’s make a list of all them, shall we? A man has to be strong, powerful and dauntless, he also has to provide for his family (mostly for his selfless wife) and never (at all cost) shed a single tear  for nothing and no one. A dude with this ideals will always have the power to overcome any problem without showing neither harm nor weakness. He will always be a manly man.

Fortunately, we’re kicking off a new era, one where this stereotipic ideas are really worn out. You just have to turn the TV on to come across a whole new badge of glorious male characters depicting a new way to see masculinity. From Catastrophe to Kevin From Work, from Man Seeking Woman to Master Of None, even You’re The Worst, all acting out new ideals, breaking paradigms and demolishing old preconceptions of manhood.

The men depicted on this shows are not afraid to show his feelings (what a travesty!) and, above all, they’re used to talk about them (double travesty!), they’re also allowed to feel vulnerable and to show this side of their being without remorse or self-deprecation (The travesty apocalypse is upon us!).

600x600bb-85

 We get to see how a sensitive guy as Rob cares so much about pregnant girflriend Sharon’s feelings in spite her constant and utter denial of it on Catastrophe. The same thing happens on Man Seeking Woman, when main character Josh fantasies on meeting the perfect girl for him even though his heart is completely broken after his girlfriend left him for another guy. Even Jimmy, from You’re The Worst, has to show his true colors as he is being supportive when his girlfriend Gretchen falls through the black hole of clinical depression.

It really is a delight to come across such enlightning, enthralling and enriching new ways of portraying masculinity. We’re not empty vessels ready to be filled up in real life. Us men should, and must look for, and look up, another masculinities. Those that really defy our way to see life.

screen_shot_20150624_at_3.56.44_pm.png.CROP.promo-mediumlarge

That’s why I, for one, was more  than excited to welcome Kevin’s best friend, Brian, crying his heart out for the loss of the girl he thought was his true love on Kevin From Work and, even better, having an enthralling chat about his feelings, that doesn’t seem contrived at all, with his best friend while drinking some tea. Before this, I was really starting to worry that we’re going to be cursed with the perpetual, and godawful idea, of portraying men as a nonchalant non-crying Rambos.

I even get more excited when I stumble upon Dev, from Master Of None, trying to understand the way his girlfriend felt when she was mistreated by his boss after being totally polite to him. In fact, Aziz Ansari (creator and main character of the show) takes his time to tackle the clear differences between the inequal ways society treats men and women as a main theme on one episode of season one.

Master-of-None-Poster-629x360

So yes, I do know we will always have Rambos, Terminators and Conans The Barbarians to look up when its needed, but they’re not the only (and necessary) depiction of masculinity that the world needs. They’re the ones that the world want us to be.

Men in real life do have feelings in spite all the constant reminders, and reproachs, to not doing it so. Role models are everywhere too, we just have to look for those that matches with our way of seeing things and not by the ones who are trying to define us.

 

El concepto del amor ha cambiado en las series.

El concepto del amor, y el acto de amar, ha cambiado. Es oficial, la era de las series de románticos empedernidos ha llegado a su fin. Con el (muy debatido) final de  ‘How I Met Your Mother’ del año pasado se cerró el ciclo de los enamorados, que creen en el amor de toda la vida, para dar paso a los inconformes con la vida que casualmente cruzan su camino con el amor.

Series como ‘Catastrophe’ y ‘You’re The Worst’ son el vivo ejemplo de lo que planteo. En ellas, dos personas se conocen, comparten un momento de pasión y, por circunstancias ajenas a ellos, terminan regresando el uno con el otro. La situación no se da por si misma, ellos son forzados a pasar su tiempo con la otra persona, en contra de su voluntad,  enfrentando sus miedos e inseguridades.

the-43-worst-people-at-every-wedding

Es cierto que los tiempos cambian y, con ellos, las series. Lo que ahora vemos en la televisión es sólo un reflejo de la forma de actuar de la sociedad en la actualidad. Muchas más personas le tienen miedo al compromiso, a pasar el tiempo con alguien más que no sean ellos mismos, a entregarse a alguien.

Cuando en series, como ‘How I Met Your Mother’ o ‘Mike And Molly’, el amor es la fuerza que  mueve a los protagonistas a ser mejores personas, en ‘You’re The Worst’ es una fuerza mayor a su voluntad, algo que no pueden controlar y que, por supuesto, les asusta. En estas series vemos cómo los protagonistas traducen el amor a un peligro a su comodidad. Sus muros caen por completo y no saben qué hacer con ello.

how-i-met-your-mother-alternate-ending

Ahora ya no vemos situaciones incómodas entre dos personas destinadas a estar juntas, lo único que tenemos son situaciones incómodas; los discursos aspiracionales fueron reemplazados por miradas perdidas y llenas de inseguridad; los momentos de pasión juntos ahora son tomados por las noches de placer carnal. El discurso alrededor del amor (y las formas de amar) han cambiado.

El amor ya no es la razón de vivir, es parte del camino que debemos tomar en nuestras vidas. Las personas enamoradas ya no son modelos aspiracionales, ahora son compañeros de vida . Las prácticas que rodean al acto de amar ya no son sencillas e irreales, son difíciles de alcanzar . Lo que antes se vivía desde dentro, ahora se ve desde fuera, detrás de un cristal de protección que nos separa de ello.

Este discurso es tan recalcitrante, y permanente, en las historias actuales que ni series como ‘Manhattan Love story’ (malhecha y mal dirigida, por cierto), o  ‘A To Z’, tuvieron cabida dentro de la audiencias estos últimos años. Su conceptualización del amor ya no tuvo cabida en el actuar de la sociedad actual.

La gente ya no quiere ver esto. Ahora los personajes ya no son perfeccionados por el amor, al contrario, ahora son imperfectos, corruptos, reales. La época de fantasía, donde el amor reinaba la vida de las personas, ha terminado. La era de las personas imperfectas, que buscan algo más allá del amor, ha llegado a tomar su lugar. Y eso no está mal.

tv_review

Así es el camino que ahora hemos decidido tomar: uno donde todos somos conscientes de que el amor no resolverá nuestras vidas, sino que tendremos que ser nosotros los que tomemos las riendas de las mismas, que nos hagamos responsables de nuestros actos.

La televisión actual habla por los que tenemos que estar a gusto con nosotros mismos antes de aceptar a otra persona en nuestras vidas, que tenemos que confiar en nuestras propias habilidades, y reconocer nuestros defectos, antes de confiar en entregar nuestro corazón a alguien más.

El concepto del amor, y el acto de amar, ha cambiado. Ya no es el fin de nuestras vidas, sino uno de los medios principales para alcanzar todas nuestras metas. El concepto del amor ya no significa amar por amar, sino amar para poder amar.