Archivo de la etiqueta: Eleventh Doctor

Diálogos potentes de la televisión.

La televisión es el medio perfecto para (re)crear historias y personajes lo suficientemente fuertes para permanecer en la memoria de muchas generaciones. Sin embargo, son muchos de sus diálogos, y discursos, los que ayudan a darle un significado icónico.

Un buen discurso es capaz de reflejar la ideología completa de un programa de la misma forma que le dan sentido y fuerza a una escena que, de otro modo, bien no podría haber funcionado.

En esta entrada hablaré sobre los discursos televisivos que más me han impactado en los últimos años.

Nate (Six Feet Under, 5×10: Static)

2845452297a4777462430l

No es mentira que una de las series que más ha dejado marca en mí es Six Feet Under. Tanto los diálogos, como los personajes y las historias están plagados de referencias y mensajes tan fuertes que es imposible dejarlos pasar.

Pero no hay discurso más poderoso y significativo que el que Nate le dice a Claire en el décimo capítulo de la quinta temporada:

Nate: It just means that everything in the world is like this transmission, making its way across the dark. But everything – death, life, everything – it’s all completely suffused with static. [makes static sounds] You know? But if you listen to the static too much, it fucks you up.

Nate explica una de las condiciones más humanas del mundo: pensar demasiado las cosas. Este diálogo me lleva a recordar  todas las veces que he dejado de tomar decisiones, o actuar, porque estoy muy preocupado tratando de arreglar algo que ya no tiene sentido arreglar.

Eleven (Doctor Who, Especial Navideño: The Time Of The Doctor)

Doctor-Who-The-Time-of-the-Doctor-Regeneration

Uno de los personajes que más ha influido en mi vida, sin duda alguna, ha sido la onceava regeneración del Doctor. Desde su forma tan colorida de ver las cosas a su manera infantil de llevar la vida, Eleven representa todo lo que me gusta ser y las características que más disfruto de una persona.

Este personaje se distingue por contar con muchos diálogos y discursos que alcanzan diferentes matices y aspectos de la serie. Desde el clásico “We are all stories in the end” de The Big Bang, hasta el emotivo “So come on! You can take it all” de The Rings Akhaten.

Pero no hay discurso más profundo y que me haya tocado más que el de The Time of The Doctor:

Eleven: We all change when you think about it. We’re all different all through our lives. And that’s okay, that’s good. You’ve got to keeping moving. As long as you remember all the people that you used to be. I will not forget one line of this, not one day. I swear. I will always remember when the Doctor was me.

Aquí, el Doctor engloba todos los aspectos que conforman la naturaleza humana: el cambio. Algo que la mayoría de las personas temen confrontar y que termina siendo tan sencillo como cualquier otra acción cotidiana. Por supuesto, sin olvidar quienes fuimos y qué queremos ser en el futuro.

Ted (How I Met Your Mother, 9X17: Sunrise)

yellow-umbrellao

El romanticismo extremo de Ted siempre ha sido la característica rectora de su personaje. Todos sabemos cuántas veces dicho personaje ha tomado decisiones desde su corazón y no de la razón. Por lo que debo de aceptar que, de todos las series que me gustan, es con el que más me identifico.

Con Ted he compartido más experiencias de las que me gustaría aceptar y su modo (fastidioso) de dejarse llevar siempre por el amor es igual de imperativo en mi vida. De forma que no es de extrañar que mi diálogo favorito sea su definición del amor:

Ted: Actually, there is a word for that. It’s love. I’m in love with her, okay? If you’re looking for the word that means caring for someone beyond all rationality and wanting them to have everything they want no matter how much it destroys you, its love! And when you love someone y-you just don’t stop. Ever. Even when people roll their eyes, or call you crazy, even then, especially then! Y-you just don’t give up, because if I could give up, if I could just take the world’s advice and move on and find someone else that wouldn’t be love! That would be some other disposable thing that is not worth fighting for… But that is not what this is. So please, can I have the locket?

Esa intensidad que dedicas a pelear por el amor en tu vida es el que motiva a Ted a tomar todas sus decisiones y, si bien, la mayor parte termina tomando los peores caminos, nunca deja de lado su amor ideal y, pues, no podría sentirme más identificado que con él.

Hannah (Girls, 1X4: Hanna’s Diary)

hannah-horvath

Hannah Horvath siempre ha sido un personaje muy poralizado entre las audiencias y fans de la serie Girls. La mayor parte del tiempo actúa egocéntricamente y su forma de solucionar sus problemas es mucho más infantil de lo que podría hacerse. Sin embargo, creo que es así porque muchos nos espejeamos demasiado con ella.

Una chica, en medio de sus veintes, que tiene sus propios problemas y que cree que es el fin del mundo cuando no puede resolverlos. Una situación en la que, francamente, me he encontrado más de una vez.

Por lo que su idea del amor y la vida cotidiana tenía que formar parte de este listado:

Hannah: I just want someone who wants to hang out all the time, and thinks I’m the best person in the world, and wants to have sex with only me. And it makes me feel very stupid to tell you this because it makes me sound like a girl who wants to, like, go to brunch. And I really don’t want to go to brunch, and I don’t want you to sit on the couch while I shop or even meet my friends.

Sin duda alguna, la televisión es (y será) siempre parte esencial de la cultura pop, ya sea por los mensajes tan poderosos que ciertas series pueden dejar en nosotros o por el simple hecho de entretenernos, siempre dejará alguna huella en nosotros.

Así que, la próxima vez que se espejeen con algún personaje de la televisión, sólo recuerden: todos hemos estado ahí.

Cuando la fuerza de un río es frenada: deconstruyendo a River Song.

Antes de comenzar a desarrollar esta entrada quiero aclarar que por ningún motivo pretendo minimizar -ni denostar- al personaje de River Song. Yo mismo me considero fan de la arqueóloga y su arco argumental en la historia del Doctor, particularmente en el área romántica. Con este análisis quiero adentrarme, un poco, en la profundidad narrativa que los escritores (especialmente su creador Steven Moffat) le otorgan, así como la forma en que ésta fue construida.

El personaje de River Song se nos presenta en la era de el Décimo Doctor, cuando Steven Moffat no era el showrunner y la batuta la cargaba Russel T. Davies. El primer capítulo donde conocemos a la Doctora es -dentro su línea del tiempo- el último de su vida. De esa forma, desde un principio, se nos explica que ella y el Doctor tendrán encuentros fortuitos en líneas del tiempo atravesadas.

Dentro del universo diégetico de la serie, River Song (Originalmente Melody Pond) es la única hija de Amelia Pond y Rory Williams, los companions del Onceavo Doctor en la quinta a la séptima temporada. La pequeña niña es secuestrada por la orden de El Silencio para convertirla en el peor enemigo del Timelord y que- contrario a su plan original- termina por enamorarse de él.

A simple vista, se podría decir que River Song es un personaje femenino -bien construido- y empoderado. Sin embargo, al investigar mucho más el trasfondo, y dejando atrás la fachada, se dejan ver una serie de matices y huecos narrativos que evidencian todo lo contrario.

Para poder entender esto, quiero invitarlos a realizar un ejercicio imaginativo. Pensemos el universo de Doctor Who como una estructura que -por sí misma- es capaz de erigirse . Ahora imaginemos al Doctor como la columna central que sostiene toda la estructura y a sus companions como las columnas adyacentes que le ayudan a sostener la estructura. Ahora, en este ejercicio, ¿dónde colocarían a River Song?

A primera vista, se pensaría que es también una columna adyacente que ayuda a soportar la estructura, pero al analizar más allá de la fachada narrativa que conocemos y adentrarnos en lo más profundo de su construcción narrativa la entenderíamos -más bien- como un pequeño soporte que funciona como extensión de la columna central de la estructura.

Me explico, River Song, en lo más profundo de su construcción narrativa, funciona como más como herramienta argumental que como personaje por si sola. Algo que distingue a su creador, Steven Moffat, en su forma y estructura narrativa con muchos de sus personajes.

melody2bregenerates2b002

Desde su concepción -dentro del universo de Doctor Who- es creada para funcionar como un arma contra el Doctor. La orden de El Silencio -literalmente- le otorga un sólo propósito en la vida: aniquilar al Timelord. Lo mismo sucede en su construcción narrativa, su personaje tiene el único propósito de fungir como proveedora de una institucionalización del Doctor.

Todo lo que sabemos de la Doctora Song -o su bagaje de vida- tiene que ver con el Doctor. Si nos pusieramos a analizar todos los momentos que se nos presentan como parte de la historia de Melody Pond nos encontraríamos con que en todos tiene que ver el Doctor. No hay un sólo momento de su vida -que la narrativa nos presente- donde no influya de algún modo a la vida del Doctor. Melody Pond no tiene vida fuera de la línea del tiempo del Doctor.

En los únicos capítulos donde sabemos un poco sobre su infancia, como los son ‘The Impossible Astronaut’ y ‘Day Of The Moon’, lo hacemos porque el Doctor tiene un asunto pendiente que resolver en el mismo lugar en el que se encuentra ella. Lo mismo sucede en el único capítulo que muestra su adolescencia, ‘Let’s Kill Hitler’,  donde su leit motiv es conocer al Doctor y matarlo.

r104z6

No hay un sólo momento donde podamos ver a River Song viviendo su vida fuera de la TARDIS. Los escritores no nos muestran a Melody Pond sin el Doctor. Lo que provoca que un personaje que intenta presentarse como una construcción femenina empoderada sea reducida a una mera herramienta narrativa con un único propósito de ser extensión Doctor. Incluso su decisión de dedicarse a la arqueología comienza por el interés de encontrar al Timelord.

Con esto no quiero decir que River Song tenga la obligación de vivir pegada al Doctor. Al contrario, mi argumento se centra en las injusticias que la narrativa comete con su personaje y cómo el progreso de su vida y su presencia en la historia -como estructura narrativa escrita por alguien- no va más allá que de los momentos donde el Doctor se topa con ella. No hay una intención por saber más de ella fuera de la vida del Doctor.

Algo muy parecido sucede con Clara Oswald -también escrita por Steven Moffat- en la séptima temporada. Mientras Melody Pond es creada para matar al Doctor, Clara existe para salvarlo (hablando de antítesis ¿eh?). Ambas mujeres son importantes misterios por resolver a lo largo de sus respectivas temporadas, lo que imposibilita poder conocer más sobre ellas.  Son utilizadas como arcos argumentales y no como individuos con acciones y motivos propios.

series5riversong

Regresando a la estructura que les planteo en un inicio, Melody Pond debería fungir como una columna adyacente y no como un soporte extensivo de la columna central. De forma que River Song debería tener el lugar que le corresponde como personaje femenino vital para el transcurso de la historia y no como herramienta argumental que ayude a institucionalizar la presencia del Doctor.

River Song debería ser algo más que la esposa del Doctor. River Song no debería de basar sus decisiones importantes de vida con base en sus encuentros con él. De esa forma, no tendría por que ser arqueóloga sólo para encontrar al extrarrestre, ni debería entregarle el resto de su vida -literalmente- a un hombre que acaba de conocer.

Si los escritores se enfocaran en desarrollar su vida sin la sombra del Doctor encima de ella podríamos encontrarnos con increíbles matices narrativos que nos permitiría conocer de verdad a un personaje tan extraordinario como River Song y no sólo la superficie en la que la historia la involucra.

Todo esto no le hace justicia a un personaje que tiene todo para ser una mujer empoderada, con una historia lo suficientemente fuerte para llevarla por sí misma y sin la necesidad de la presencia recalcitrante de una figura masculina como la del Doctor que necesitara validarla.

 

 

¡Gerónimo!

Como muchos aquí sabrán, Doctor Who es una de las series que más me ha marcado y -por supuesto- goza de un lugar privilegiado en mi top de series favoritas. No sólo es la emoción y el sentimiento que los escritores le imprimen a cada capítulo sino la construcción tan elaborada con la que los personajes principales nos deleitan semana con semana.

Por un lado tenemos al companion, aquel personaje que refleja -y representa- a todos los whovians regados en el planeta que seguimos siendo curiosos por las maravillas que nos rodean todos los días. Por otro está el Doctor, aquel individuo que representa todas nuestras ambiciones y sueños por cumplir. El Doctor es la viva imagen de todas nuestras (posibles) decisiones que hemos tomado y nos quedan por tomar.

En mi caso, el Onceavo Doctor es la representación inequívoca de esa percepción que tengo de la vida. Refleja mis ambiciones de la misma forma que evidencia mis miedo e inquietudes. Esta regeneración del Doctor no sólo es mi favorita sino, también, la viva imagen de mis anhelos y supuestos de lo que debería ser mi vida.

Para mí el Onceavo Doctor representa a un individuo dispuesto a confrontar sus miedos mientras trata de encontrarle el lado divertido a la vida.  Por ello, y a modo de celebración del cumpleaños de mi Doctor favorito -Matt Smith-, he decidido enumerar mis 5 capítulos favoritos de la era del Onceavo Doctor. Aquellas historias que me han dejado impactado y siempre con una sonrisa de oreja a oreja.

5) The Rings Of Akhaten.

Doctor-Who-7.7-Shot2

Una historia que comienza simple y termina siendo simple, pero siempre conservando los pequeños detalles que lo hacen ser tan espectacular. Desde la hermosa The Long Song interpretada por la Reina de los Años Merry Gejelh hasta el discurso final de Eleventh donde es imposible no sentir escalofríos por la increíble actuación de Smith frente a la sensación de  imposibilidad al no poder salvar un planeta lleno de gente inocente.

The Rings Of Akhaten -en mi opinión- es uno de los capítulos más introspectivos de la temporada -y de la serie, en general- que nos permite conocer un poco más sobre el origen de Clara pero que, al mismo tiempo, nos empuja a enamorarnos de las pequeñas maravillas que hacen que cada día valga la pena.

4)The Pandorica Opens/ The Big Bang

Pandorica21

Decidí colocar este capítulo doble en esta lista por la relevancia narrativa que tiene en la temporada. Con ellos podemos completar un ciclo de la historia de inicio a fin. La historia de Amelia Pond que se nos presenta en The Eleventh Hour llega a su culminación y nos vuelve a dejar donde empezamos: Amy Pond y su Raggedy Man.

Este capítulo, además, nos brinda no sólo un maravilloso discurso de Matt Smith sino la increíble interpretación de un personaje re-escribiendo su historia y la de las personas importantes en su vida. Si la quinta temporada no fue suficiente para que las audiencias se enamoraran del Onceavo Doctor, el capítulo final logra ese cometido con creces.

3) Vincent And The Doctor

vincent

Uno de los capítulos más famosos de la era del Onceavo Doctor. En él nos encontramos frente a uno de los artistas más importantes de la historia: Vincent van Gogh y -con su giro extraterrestre- se nos retrata una versión más humana del famoso pintor. De la misma forma, podemos conocer un poco más sobre la mente de Amy Pond y la manera en que su personaje funciona en el mundo de Doctor Who.

La química entre ambos personajes es desarrollada con una cadencia interesante lo que los lleva a mantener una dinámica memorable. Especialmente en la escena final en la que (SPOILERS) Amy y el Doctor le muestran a van Gogh el impacto que tienen sus obras en el futuro. Es Imperdible.

2)  The Name Of The Doctor

tnotdclaradoc

El lugar que le otorgo a este capítulo en la lista depende enteramente por la maravillosa actuación de Jenna Coleman como Clara y la participación tan enorme en la vida del Doctor que figura gracias al descubrimiento de su arco argumental.  Su dinámica con Matt Smith es perfecta.

Sin embargo, también forma parte importantísima de mi decisión aquella (SPOILERS) despedida de River Song con Eleventh. Personalmente, me afectó de una forma muy directa en una situación complicada en mi vida. Yo, al igual que el Doctor, me encontraba con el corazón roto y su inevitable despedida de un amor importante en su vida tuvo el mismo impacto en mi. Este es otro clásico ejemplo de espejeo personal con la vida del Doctor.

1) The Angels Take Manhattan

dw3

Este es -y siempre será- irrefutablemente mi capítulo favorito en la historia de Doctor Who por una simple razón: la despedida de los Pond. Matt Smith, al ser mi Doctor, inevitablemente trajo de la mano a la dinámica a los fabulosos Pond y, como tal, se volvieron parte esencial de su historia juntos. De mi historia con ellos.

Naturalmente, su despedida me dejó devastado. Aún no puedo ver a la pareja caer de aquel edificio sin que se me rompa el corazón y me es imposible no llorar desconsoladamente por el discurso final de Amy. Este capítulo marca el fin de una era importante en la vida del Doctor y la mía. Una vez más, la vida del Onceavo Doctor se espejea con mi realidad.

Eleventh despidiéndose de Amy es -personalmente- una de las escenas más emotivas que he visto en los últimos años. Debo reconocer el impresionante guión de Moffat -con todo y sus huecos narrativos- y la increíble actuación de Karen Gillan y Matt Smith.  Con la despedida de los Pond un pedazo de mi corazón se quedó con ellos.

Larga vida al Onceavo Doctor. Larga vida a mi raggedy man.

¡Gerónimo!