Archivo de la etiqueta: How I Met Your Mother

El concepto del amor ha cambiado en las series.

El concepto del amor, y el acto de amar, ha cambiado. Es oficial, la era de las series de románticos empedernidos ha llegado a su fin. Con el (muy debatido) final de  ‘How I Met Your Mother’ del año pasado se cerró el ciclo de los enamorados, que creen en el amor de toda la vida, para dar paso a los inconformes con la vida que casualmente cruzan su camino con el amor.

Series como ‘Catastrophe’ y ‘You’re The Worst’ son el vivo ejemplo de lo que planteo. En ellas, dos personas se conocen, comparten un momento de pasión y, por circunstancias ajenas a ellos, terminan regresando el uno con el otro. La situación no se da por si misma, ellos son forzados a pasar su tiempo con la otra persona, en contra de su voluntad,  enfrentando sus miedos e inseguridades.

the-43-worst-people-at-every-wedding

Es cierto que los tiempos cambian y, con ellos, las series. Lo que ahora vemos en la televisión es sólo un reflejo de la forma de actuar de la sociedad en la actualidad. Muchas más personas le tienen miedo al compromiso, a pasar el tiempo con alguien más que no sean ellos mismos, a entregarse a alguien.

Cuando en series, como ‘How I Met Your Mother’ o ‘Mike And Molly’, el amor es la fuerza que  mueve a los protagonistas a ser mejores personas, en ‘You’re The Worst’ es una fuerza mayor a su voluntad, algo que no pueden controlar y que, por supuesto, les asusta. En estas series vemos cómo los protagonistas traducen el amor a un peligro a su comodidad. Sus muros caen por completo y no saben qué hacer con ello.

how-i-met-your-mother-alternate-ending

Ahora ya no vemos situaciones incómodas entre dos personas destinadas a estar juntas, lo único que tenemos son situaciones incómodas; los discursos aspiracionales fueron reemplazados por miradas perdidas y llenas de inseguridad; los momentos de pasión juntos ahora son tomados por las noches de placer carnal. El discurso alrededor del amor (y las formas de amar) han cambiado.

El amor ya no es la razón de vivir, es parte del camino que debemos tomar en nuestras vidas. Las personas enamoradas ya no son modelos aspiracionales, ahora son compañeros de vida . Las prácticas que rodean al acto de amar ya no son sencillas e irreales, son difíciles de alcanzar . Lo que antes se vivía desde dentro, ahora se ve desde fuera, detrás de un cristal de protección que nos separa de ello.

Este discurso es tan recalcitrante, y permanente, en las historias actuales que ni series como ‘Manhattan Love story’ (malhecha y mal dirigida, por cierto), o  ‘A To Z’, tuvieron cabida dentro de la audiencias estos últimos años. Su conceptualización del amor ya no tuvo cabida en el actuar de la sociedad actual.

La gente ya no quiere ver esto. Ahora los personajes ya no son perfeccionados por el amor, al contrario, ahora son imperfectos, corruptos, reales. La época de fantasía, donde el amor reinaba la vida de las personas, ha terminado. La era de las personas imperfectas, que buscan algo más allá del amor, ha llegado a tomar su lugar. Y eso no está mal.

tv_review

Así es el camino que ahora hemos decidido tomar: uno donde todos somos conscientes de que el amor no resolverá nuestras vidas, sino que tendremos que ser nosotros los que tomemos las riendas de las mismas, que nos hagamos responsables de nuestros actos.

La televisión actual habla por los que tenemos que estar a gusto con nosotros mismos antes de aceptar a otra persona en nuestras vidas, que tenemos que confiar en nuestras propias habilidades, y reconocer nuestros defectos, antes de confiar en entregar nuestro corazón a alguien más.

El concepto del amor, y el acto de amar, ha cambiado. Ya no es el fin de nuestras vidas, sino uno de los medios principales para alcanzar todas nuestras metas. El concepto del amor ya no significa amar por amar, sino amar para poder amar.

 

Diálogos potentes de la televisión.

La televisión es el medio perfecto para (re)crear historias y personajes lo suficientemente fuertes para permanecer en la memoria de muchas generaciones. Sin embargo, son muchos de sus diálogos, y discursos, los que ayudan a darle un significado icónico.

Un buen discurso es capaz de reflejar la ideología completa de un programa de la misma forma que le dan sentido y fuerza a una escena que, de otro modo, bien no podría haber funcionado.

En esta entrada hablaré sobre los discursos televisivos que más me han impactado en los últimos años.

Nate (Six Feet Under, 5×10: Static)

2845452297a4777462430l

No es mentira que una de las series que más ha dejado marca en mí es Six Feet Under. Tanto los diálogos, como los personajes y las historias están plagados de referencias y mensajes tan fuertes que es imposible dejarlos pasar.

Pero no hay discurso más poderoso y significativo que el que Nate le dice a Claire en el décimo capítulo de la quinta temporada:

Nate: It just means that everything in the world is like this transmission, making its way across the dark. But everything – death, life, everything – it’s all completely suffused with static. [makes static sounds] You know? But if you listen to the static too much, it fucks you up.

Nate explica una de las condiciones más humanas del mundo: pensar demasiado las cosas. Este diálogo me lleva a recordar  todas las veces que he dejado de tomar decisiones, o actuar, porque estoy muy preocupado tratando de arreglar algo que ya no tiene sentido arreglar.

Eleven (Doctor Who, Especial Navideño: The Time Of The Doctor)

Doctor-Who-The-Time-of-the-Doctor-Regeneration

Uno de los personajes que más ha influido en mi vida, sin duda alguna, ha sido la onceava regeneración del Doctor. Desde su forma tan colorida de ver las cosas a su manera infantil de llevar la vida, Eleven representa todo lo que me gusta ser y las características que más disfruto de una persona.

Este personaje se distingue por contar con muchos diálogos y discursos que alcanzan diferentes matices y aspectos de la serie. Desde el clásico “We are all stories in the end” de The Big Bang, hasta el emotivo “So come on! You can take it all” de The Rings Akhaten.

Pero no hay discurso más profundo y que me haya tocado más que el de The Time of The Doctor:

Eleven: We all change when you think about it. We’re all different all through our lives. And that’s okay, that’s good. You’ve got to keeping moving. As long as you remember all the people that you used to be. I will not forget one line of this, not one day. I swear. I will always remember when the Doctor was me.

Aquí, el Doctor engloba todos los aspectos que conforman la naturaleza humana: el cambio. Algo que la mayoría de las personas temen confrontar y que termina siendo tan sencillo como cualquier otra acción cotidiana. Por supuesto, sin olvidar quienes fuimos y qué queremos ser en el futuro.

Ted (How I Met Your Mother, 9X17: Sunrise)

yellow-umbrellao

El romanticismo extremo de Ted siempre ha sido la característica rectora de su personaje. Todos sabemos cuántas veces dicho personaje ha tomado decisiones desde su corazón y no de la razón. Por lo que debo de aceptar que, de todos las series que me gustan, es con el que más me identifico.

Con Ted he compartido más experiencias de las que me gustaría aceptar y su modo (fastidioso) de dejarse llevar siempre por el amor es igual de imperativo en mi vida. De forma que no es de extrañar que mi diálogo favorito sea su definición del amor:

Ted: Actually, there is a word for that. It’s love. I’m in love with her, okay? If you’re looking for the word that means caring for someone beyond all rationality and wanting them to have everything they want no matter how much it destroys you, its love! And when you love someone y-you just don’t stop. Ever. Even when people roll their eyes, or call you crazy, even then, especially then! Y-you just don’t give up, because if I could give up, if I could just take the world’s advice and move on and find someone else that wouldn’t be love! That would be some other disposable thing that is not worth fighting for… But that is not what this is. So please, can I have the locket?

Esa intensidad que dedicas a pelear por el amor en tu vida es el que motiva a Ted a tomar todas sus decisiones y, si bien, la mayor parte termina tomando los peores caminos, nunca deja de lado su amor ideal y, pues, no podría sentirme más identificado que con él.

Hannah (Girls, 1X4: Hanna’s Diary)

hannah-horvath

Hannah Horvath siempre ha sido un personaje muy poralizado entre las audiencias y fans de la serie Girls. La mayor parte del tiempo actúa egocéntricamente y su forma de solucionar sus problemas es mucho más infantil de lo que podría hacerse. Sin embargo, creo que es así porque muchos nos espejeamos demasiado con ella.

Una chica, en medio de sus veintes, que tiene sus propios problemas y que cree que es el fin del mundo cuando no puede resolverlos. Una situación en la que, francamente, me he encontrado más de una vez.

Por lo que su idea del amor y la vida cotidiana tenía que formar parte de este listado:

Hannah: I just want someone who wants to hang out all the time, and thinks I’m the best person in the world, and wants to have sex with only me. And it makes me feel very stupid to tell you this because it makes me sound like a girl who wants to, like, go to brunch. And I really don’t want to go to brunch, and I don’t want you to sit on the couch while I shop or even meet my friends.

Sin duda alguna, la televisión es (y será) siempre parte esencial de la cultura pop, ya sea por los mensajes tan poderosos que ciertas series pueden dejar en nosotros o por el simple hecho de entretenernos, siempre dejará alguna huella en nosotros.

Así que, la próxima vez que se espejeen con algún personaje de la televisión, sólo recuerden: todos hemos estado ahí.

Lo mejor de la televisión en el 2014

El 2014 fue, en mi opinión, el año de las historias sencillas y muy personales. Las series hicieron gala de personajes entrañables, situaciones compremetedoras y formatos innovadores. Desde la televisión tradicional hasta las nuevas plataformas de Binge Watching, como Netflix, Amazon o Hulu.

También fue el año de la re-invención en series antiguas. Pudimos ver cómo Jesse rompía con Nick en New Girl, a Caroline y Max crecer su negocio poco a poco en 2 Broke Girls, a Ted quedarse con Robin en How I Met Your Mother o a Hannah aceptar un internado en Ohio en Girls.

Esta entrada es dedicada a lo mejor de la televisión (nuevas series o nuevas temporadas) del año 2014.

10) La última temporada de How I Met Your Mother (CBS)

how-i-met-your-mother-series-finale

La novena, y última, temporada de How I Met Your Mother tuvo una respuesta muy polarizada por parte de su audiencia. Por una parte, estamos el 10% que sí disfrutamos el final y que, de verdad, pensamos que era lo correcto por hacer con los personajes, aunque la narrativa no fue la mejor. Por otra, está el resto del 90% que no lo disfrutaron y que lo consideran uno de los peores finales en la historia de las series.

Cualquiera de las dos posturas en la que decidas participar no podemos negar que la (no tan) sorpresiva decisión de Ted por quedarse con Robin al final creó una enorme controversia entre los fans y eso es algo que se debe reconocer.

09) Gotham (FOX)

971051

Una de las grandes sorpresas de este año. Personalmente -y cómo lo he dicho anteriormente- no soy fanático de las series policíacas donde se encargan de resolver un caso por semana y el arco argumental de fondo se pierde.

Sin embargo, esta serie en particular, logró mantenerme pendiente de todos los capítulos. Los personajes son profundos, los misterios interesantes y el arco argumental (sobretodo) es lo suficientemente grande como para mantener a la serie por si misma.

Un verdadero gusto compartir historias con los residentes de Gotham todas las semanas.

08) Segunda temporada de Orange Is The New Black (Netflix)

Orange_is_the_New_Black_64573

No es un secreto que esta serie es el As bajo la manga de Netflix y, con mucha razón, pocas series se han arriesgado a escribir historias tan honestas como la de Jenji Kohan. En ninguna otra parte he visto que dediquen todo un capítulo a una caza de una gallina y que, aparte, logren crear una analogía con ella.

En esta segunda temporada vemos cómo es que Piper sigue arruinando, poco a poco, su futuro fuera de la cárcel con su toma de decisiones en referencia a Alex, mientras la correccional de mujeres es tomada bajo las manos de la extraordinaria (y sin escrúpulos) Vee.

07) Segunda temporada de In The Flesh (BBC)

5715536-low_res-in-the-flesh

Esta es una serie que considero una de las joyitas más guardadas de la televisión actual. Ubicada en un pequeño de Gran Bretaña, tenemos la historia de Kieren, un zombie homosexual que regresa a la vida gracias a una solución médica. Como consecuencia, tiene que vivir en una sociedad que no tolera a los muertos en vida con conciencia propia.

Lo interesante de esta serie son los temas de suma importancia que trata sin ton ni son: la discriminación, la auto-aceptación y la adolescencia. Todo con una temática zombie de trasfondo y un romance tormentoso. De las pocas series que me hacen llorar capítulo tras capítulo.

Imperdible su final de temporada. De lo mejor que he visto este año.

06) Segunda temporada de Orphan Black (BBC Canadá)

vlcsnap-2014-04-27-02h37m59s2-e1398591595835

No es un secreto que la extraordinaria serie de la BBC Canadá, Orphan Black, es otro diamante embruto de la televisión. La (soberbia) actuación de Tatiana Maslany nos ayuda a introducirnos a un mundo donde Sarah (Maslany) hace hasta lo imposible por cuidar a su hija de las manos de LEDA mientras, al mismo tiempo, trata de entender de dónde vienen ella y sus hermanas  clones.

En esta segunda temporada conocemos un poco más sobre el proyecto LEDA, otro grupo de clones y lo amplio que es el universo científico. Rachel se lleva las palmas por ser la villana más recalcitrante del año.

Otro final de temporada que me dejó boquiabierto.

05) The Affair (Showtime)

bal-dominic-west-showtime-the-affair-adultery-20141010

Debo reconocer que la serie, por si misma, no llamó mi atención con los promos. Sin embargo, y después de leer varias críticas del primer capítulo, decidí darle una oportunidad y ¡qué equivocado estaba! The Affair nos muestra la historia de Alison y Noah, una pareja con sus respectivas familias y concubinos, que deciden tener una aventura el verano que se conocen.

Lo interesante de esta serie no sólo es el formato (contada desde la perspectiva de ambos protagonistas) sino el mensaje discursivo que plantea: no todo es lo que parece y los estereotipos de género no tienen porque definir la historia de cada individuo.

04) Tercera temporada de Girls (HBO)

o-GIRLS-SEASON-3-facebook

Debo aceptarlo, estoy locamente enamorado con el mundo que Lena Dunham creó con sus Girls. Cada uno de sus personajes son tan imperfectos, egocéntricos e impulsivos que es imposible no identificarse con alguno de ellos, ¿cuántos de nosotros no hemos lidiado con nuestros First World Problems de adultos jóvenes en sus veintitantos?

Esta temporada se distingue por mostrarnos un poco más el M.O. de cada personaje por separado, al mismo tiempo que vemos cómo la dinámica grupal de las chicas se modifica radicalmente con el paso de la serie.

Uno de los programas con personajes más sinceros e historias fuertes.

03) Looking (HBO)

Looking-Keyart-Title-LB-1

Algunos aseguran que esta nueva serie de HBO es la contraparte masculina (y homosexual) de Girls, Yo diría, más bien, que toma prestado el formato pero trata los temas totalmente diferente.

En ella, podemos ver la historia de un grupo de amigos homosexuales que vive en la ciudad de San Francisco. Ellos, como cualquier otro hombre en sus veintitantos, lidia con problemas de trabajo, amistad y amor.

Vale la pena darse una vuelta por los capítulos y perderse entre los diálogos, algo que distingue esta serie de todas las demás.

02)You’re The Worst (FX)

6a00d8341bfb1653ef01b8d08a106b970c

Si hubiera realizado esta entrada hace una semana, tengan por seguro que esta serie no hubiera estado presente de ninguna forma. Sin embargo, hace poco la descubrí y me quedé enamorado con ella.

Para una persona que es fan de las Rom-Coms (Como yo) resulta muy refrescante encontrarte con series que buscan innovar con el formato y narrativa de sus series. Aquí, tenemos una historia de amor contada sin los típicos tropes que el resto de las series románticas hacen gala.

Los personajes son complejos y bien construidos, de manera que sus motivaciones no giran alrededor del amor nada más. Al contrario, tratan de evitar cualquier situación romántica por todos los medios, creando una historia sincera y diferente a lo que se ve en la televisión actual.

01) Transparent (Amazon)

140924-transparent-2836_272be6511299f0dc9ce8a6d23c2a1bce

La mejor propuesta (a mí parecer) televisiva de los últimos años. Nos cuenta la historia de Mort (ahora Maura) un hombre que se acepta como mujer mientras busca la manera de explicárselo a su familia e hijos.

El formato que utiliza me recuerda mucho a Girls y Looking, sin embargo, la fotografía es soberbia. La historia es arriesgada y muy honesta. Los personajes son tan imperfectos que rayan en lo ridículo, lo cual la hace más sincera.

Fácilmente podría haber visto viente capítulos de la temporada sin cansarme de sus extraordinarios personajes e inteligentes diálogos. Es una serie que, sin lugar a dudas, llegó para desafiar los discursos narrativos tradicionales de la televisión actual.

A to Z o cómo darle un giro a las comedias románticas.

Debo de reconocer, de entrada, que me considero un fanático irremediable de las historias de amor y, con la finalización de How I Met Your Mother, quedó un enorme hueco en mi programación semanal. Sin embargo, pasó poco tiempo para que NBC anunciará el estreno de una nueva serie de corte romántico: A to Z. Nada me pudo haber hecho más feliz.

La historia es simple: Andrew y Zelda (get it?) son dos jóvenes emprendedores que cruzan sus caminos desde el primer capítulo. El primero es un enamorado empedernido que cree en el destino y “las medias naranjas”, la segunda -por el contrario- es muy pragmática y seria, para ella todo tiene explicación y sentido de ser. La serie, entonces, nos narra los -aproximadamente- 9 meses de relación de los dos enamorados.

a-to-z

De cierta forma, la serie nos recuerda un poco al romanticisimo utópico que planteaba How I Met Your Mother (especialmente cuando una ex-alumna de esa serie como Cristin Milioti es protagonista de esta) pero la química entre personajes es una de las cosas por la que la historia funciona bien desde el principio.

En primer instancia, pareciera que la premisa es una historia más de amor que hace uso de los mismos recursos que todas las demás historias a las que ya estamos acostumbrados. Sin embargo, sus creadores le dan un giro inicial y -gracias a la bella voz de Katey Segal como la narradora- nos condicionan el tiempo que la relación va durar, creando ese gancho que a tantas series les hace falta en sus pilotos cuando dan por sentado que una serie romántica -por sí misma- va a funcionar.

No me lo tomen a mal, cualquier película o programa de televisión con premisa romántica va a llamar mi atención desde un inicio. Sin embargo, en un mundo donde los productos audiovisuales genéricos son reproducidos en abundancia es necesario tomar una postura crítica sobre lo que te gustaría ver.

Como audiencias estamos muy acostumbrados a que las historias se nos muestren de la forma más sencilla y sin complicaciones posible, cuando en realidad, lo que hace a un buen producto audiovisual algo interesante es su capacidad de sacarnos de nuestro lugar de comodidad y romper ciertos paradigmas que ya tenemos instalados.

Con esto no quiero decir que A to Z es una serie que llegó a la televisión a revolucionar la forma en que se cuentan historias románticas. Más bien, me parece que están empezando a tomar el camino que muchas otras series, como Orange is The New Black, Transparent, Orphan Black y Six Feet Under, hicieron alguna vez: arriesgarse a contar historias complejas y con giros interesantes que nos hagan cuestionarnos sobre diferentes temas.

Por supuesto que A to Z no goza del nivel de complejidad de muchas de las series que acabo de mencionar pero sí tiene la intención de cambiar un poco las reglas en cuanto a crear televisión se trata, y eso se agradece.  Es muy refrescante.

Espero que la historia de Andrew y Zelda nos lleven a considerar y re-considerar los diferentes ámbitos que conforman una relación de pareja (como bien lo han comenzado a plantear en los primeros dos capítulos) y nos dejen con una historia de amor diferente. Una historia que nos haga disfrutar de una narrativa sencilla pero que nos planteé nuevos paradigmas.

¿Por qué no funciona el final alternativo de How I Met Your Mother?

Después del furor y el revuelo que el final de How I Met Your Mother ocasionó entre la legión de fans, los escritores, por supuesto, respondieron ágilmente que tenían un final alternativo que usarían en el box set de la serie que está a punto a salir este 23 de septiembre, ¿El resultado? un final que todos necesitaban pero que a la serie le quedó corto.

Sí, el principal problema que a todos les molestaba era la forma en que la narrativa de los últimos dos capítulos trató a los personajes principales: Lily y Marshall no fueron más que personajes de fondo, Barney aparentemente se quedó sin “character development”, Robin se volvió una mujer amargada que vive de su trabajo, Ted fue el casual hijoeputa y Tracy se quedó como un simple útero. Y sí, a todo mundo decepcionó que Tracy, en realidad, si estuviera muerta y que esta historia fuera un pretexto para que Ted pudiera terminar con Robin.

Sin embargo, el final alternativo que Carter y Bays plantean no hace más que solucionar (o parchar diría yo) uno de los problemas que a tantas personas les molestó; y no sólo eso, también hizo que las pistas que fueron arrojadas a lo largo de la serie, cuidadosamente, sobre la mortalidad de Tracy dejaran de tener sentido. El final con el que nos dejan es con un pequeño resumen de lo que la serie fue desde la perspectiva de Ted, culminando con la escena del tren que (ya todos vimos) y cortando por completo la escena con Robin y la corneta azul.

himym-9.23

Y sí, probablemente fue lo mejor que Carter y Bays pudieron hacer después de que una horda de fans furiosos se echaron sobre ellos pero creo que simplemente esa no era la mejor solución, sino que era la más fácil y lo fácil no siempre es lo adecuado.

Creo que el problema inicial de este final, como lo escribí antes, no es el hecho de que Ted y Robin terminaran juntos, ni que Tracy se muriera, incluso que Barney tuviera desplantes de antiguas temporadas. No, creo que el verdadero problema de este final es que todo sucedió demasiado rápido. Los eventos que de verdad merecían más tiempo (como la boda de Ted y Tracy, su enfermedad y su consecuente funeral) fueron obviados a un segundo plano y las cosas que no deberían tener tanta importancia (como la boda de Barney y Robin) acapararon toda la atención y subieron las esperanzas de los espectadores sabiendo que eso no iba a terminar bien.

¿Por qué no quedarse con la idea original y dejar a Ted y Robin juntos al final pero con una historia bien narrada? ¿Por qué no dedicar toda la novena temporada a conocer más sobre Tracy sin que la boda de Barney y Robin subiera las expectativas de todos? ¿Por qué no hacer la boda en un sólo capítulo y dedicar más espacio a hablar sobre la muerte de Tracy el impacto que tuvo en Ted? ¿Por qué no darle un funeral decente a Tracy y permitir a Ted seguir adelante con su vida? ¿Por qué no hacer una temporada donde el resto de los personajes se vieran un poco más humanos y menos caricaturizados? pero, sobre todo, ¿Por qué no darle un respiro a Ted con su decisión y permitirnos entender su final de la forma en que lo pensaron en un inicio? Como algo real, como la vida misma.

Estoy completamente seguro que la idea inicial de Carter y Bays no era mala. Incluso me llegó a sorprender. Sin embargo, la forma en que la plantearon fue la equivocada. El ritmo y la cadencia de los sucesos dejaron de lado cosas importantísimas y obviaron los detalles que en otras temporadas estuvieron presentes. De esa forma imaginaron hacer un final que nadie se esperaba pero apresuraron demasiado las cosas. Nos quitaron los momentos que de verdad necesitábamos para aceptar un final con Ted y Robin. Y ese creo que es el verdadero problema.

¿Qué hubiera pasado si la boda de Barney y Robin durara nada más dos capítulos? ¿Qué hubiera sido de la historia de Ted y Tracy si pudiésemos haber visto más sobre la enfermedad de ella y su consecuente funeral? ¿Qué hubiera sido del personaje de Ted si los escritores nos hubieran permitido ver su duelo con la muerte de su esposa? ¿Qué pasaría si se hubiesen escrito mejor las relaciones entre Ted y Robin para que no opacaran la de Ted con Tracy?

Así que no, no estoy de acuerdo con que el final alternativo signifique complacer a toda la horda de fans que querían que terminara con Ted y Tracy conociéndose. Prefiero sorprenderme con un final inesperado pero que fue cuidadosamente planteado a lo largo de toda la temporada. Un final que, a mi parecer, es una buena idea muy mal planteada.

Todos sabíamos que Ted y Tracy iban a conocerse eventualmente y que iba a ser tan romántico como Carter y Bays siempre nos han planteado. No todos esperábamos que Ted terminara con Robin y que, gracias a esto, nos hicieran creer en que el amor después de la muerte existe, y sigue. Que las personas cambiamos y nunca olvidamos. Y eso es lo que yo creo que es lo más lindo del final original: la esperanza.