Archivo de la etiqueta: Jessica Jones

The color narrative in audiovisual stories.

It’s very well known that our brain has a wonderful way of working when it comes to color. It could react to a certain, and specific, situation depending on the one that surrounds the person at issue the same way it could understand a feeling with an  auxiliary color. Color is important to our lives. Color is everywhere.

Color is a wonderful narrative device that can carry a whole scene with emotional depth and no dialogue whatsoever. The beauty of it lies in its habilty to communicate directly with our feelings whereas our brains can fully understand the message separately.

So, it’s not suprise that color and audiovisual stories (TV and Cinema) have had, from the very beginning, an intrinsical link.  With color you can transform a bubbly and happy scene into something dark and sinister, you can also communicate to the audience the frame of mind of a certain character by the color he or she is wearing in their clothes, and you can even distinguish periods of time, on a movie or TV show, with color and shades.

You could say a lot of things just by using one color. Blue can be related to sadness and melancholy the same way it could be linked with life. Yellow, on the other hand, can be attached with happiness and magic, but also with anger.

You just have to take a look into the current TV shows on air to find color narratives all over the place. Whereas Netflix’s Jessica Jones tries to mimic the film noir atmosphere we all love with dark surroundings and grey areas in its sceneries, Unbreakable Kimmy Schmidt paints its frames with bright and happy colors to imitate the kind of psychotropic world where all its characters live in.

In Richard LaGravanese’s nonlinear narrative film, The Last Five Years,  we understand that a time jump happens -in the past and in the future-  by painting all over the sad scenes with intense dark gloomy colors, and with colorful bright shades on the happy ones.

TheLastFiveYears The_Last_Five_Years_Jeremy_Jordan_Anna_Kendrick

The same thing happens in Alejandro González Iñarritu’s Birdman, when the narrative is trying to tell apart the dream sequences, using yellow tones,  from the reality, with blue hues, only to mix them up by the very end when the character, and the movie, can’t tell the difference between Birdman and Riggan Thomson.

Notwithstanding, in Judd Apatow’s anti-rom-com-ish Netflix show, Love,  we see, in the first episode, our protagonist Gus buying  online a blue rug before breaking up with her girlfriend, only to discover the next day an orange one standing on his door. Right after this, Mickey bumps into his life using an orange blouse, and, from that very moment, we see both of them wearing clothes with all the possible variations of this colors all over the season, like a colorful dance of feelings.

love-tv-review-netflix

Something similar happens with Robin Wright’s character in House Of Cards, Claire. Whilst her wardrobe in the show consists in a wonderful variety of beautiful and elegant dresses, its colors oscillate between white and black depending on how dark or empathic she acts along each episode. So is natural to see her wearing a sober black dress while scheming a new plan with her husband to win over the white house in one scene, and using a white and delicate gown in bed with her lover in another.

House-Cards-Style robinwright3-photos

There’s even an interesting internet theory that develops on the ambivalency between the constant presence of  purple and yellow in How I Met Your Mother that suits very well within their narrative logic.

Color is, then, more than just a tool that could turn animated images into life.  Color, as it happens with feelings an sensations, is constantly attached to our perspective and our usual way of understanding life. We translate experiences that we paint with our minds.

Color is extremely important within any audiovisual story narrative. Whether a movie or a TV show is trying to communicate the very central core of its message using a beautiful color palette or accompanying a character quest between realms with only one shade, color will always be the perfect way to do so.

 

 

Supergirl y Jessica Jones: Motivación y Consciencia.

Si hay algo que ha tomado muchísima fuerza a la hora de contar historias en medios audiovisuales en estos últimos años es la adaptación de cómics. Desde películas  a televisión, Marvel y DC se han encargado de engalanar nuestras pantallas grandes y chicas con sus superhéroes y aventuras. Algo que, sin ser sorpresa, ha tenido muchísimo éxito.

Ya he hablado antes de lo constreñido que me parece el universo Marvel en el cine y lo mal que ha comenzado el que nos plantea DC y también he externado un poco mi molestia con ambos por la pobre representación del género femenino en sus filmes: mujeres con poca o mínima agencia. Sin embargo, a pesar de todo esto, considero un gran acierto lo que han logrado avanzar y hacer en televisión.

Si Marvel puede vanagloriarse por ser los pioneros del universo cinematográfico, DC puede sentirse muy orgulloso de su universo televisivo. Arrow tuvo tanto éxito que decidieron expandir su narrativa a Flash, Legends Of Tomorrow Supergirl. La monstruosa casa productora de Stan Lee, por otro lado, decidió no quedarse atrás y, después de cerrar un jugoso contrato con Netflix, ya cuenta con temporadas de Daredevil Jessica Jonesen streaming, Luke Cage a punto de estrenarse y Iron Fist en producción, todo para culminar en un evento especial llamado The Defenders.

A mi parecer, resulta un tremendo acierto contar con universos televisivos donde, gracias a dicha plataforma, se pueden realizar casos de estudio de personaje y dedicar suficiente tiempo para desarrollar a sus protagonistas mientras las historias se desarrollan con tiempo y ritmo.

Algo que sucedió de maravilla con dos series que se estrenaron el año pasado: Supergirl Jessicas Jones. Las primeras superheroínas de cada casa productora en tener sus propias series. Ambas tan diferentes, tanto en su narrativa como en sus historias, como similares, gracias al mensaje positivo de equidad de género que atraviesa todos sus capítulos. Ambas series protagonizadas por personajes femeninos bien construidos: Kara y Jessica Jones, con una historia digna de contar y un discurso bien cimentado alrededor de las historias de vida de sus protagonistas.

En las dos nos encontramos con personajes femeninos y masculinos bien formados, que no compiten por protagonismo, que cuentan con representaciones que no caen en estereotipos ni reduccionismos típicos del género, que están formados por diferentes capas y características que los distinguen de los demás, con motivaciones y agencia propia.

Las vidas de Kara y Jessica Jones no podrían ser más diferentes. Sería demasiado simple si se pensaran como similares por el simple hecho de tener superpoderes. No, sus historias de vida son más que eso, son narrativas entrelazadas que convergen en diferentes aspectos, pero que se distancian en otros. Compararlas sólo por su posición como superheroínas significaría restarle complejidad a sus personajes.

supergirl_bts_video

La historia de Kara en Supergirl comienza con la primera vez en que ella usa sus poderes para proteger a su hermana. La de Jessica Jones, cuando deja de usarlos para salvar a los demás y comienza a preocuparse de si misma. Ambas se preocupan por si mismas y su felicidad, independientemente de su exceso o falta de ellos.

Para Kara es esencial vivir su vida por completo, estableciendo una realidad como la chica de Krypton  que vive en la tierra, donde sus poderes no la definen, pero aportan grandes elementos en su vida. Jessica Jones, por el contrario, es todo lo contrario. Ella ya vivió su etapa de defensora de los débiles y, a diferencia de Kara, no le trajo más que malos recuerdos y un trauma severo. No necesita de sus poderes para hacer su trabajo, ni mucho menos le interesa llamar la atención.

Uno de los grandes aportes de ambas series es que ninguna de las dos necesita de otros personajes que las definan para validar su existencia en dicho universo. Kara no necesita de Superman para ser reconocida e institucionalizada como Supergirl, su presencia es meramente satelital. De la misma forma, Jessica Jones no necesita de Kilgrave, ni de los recuerdos traumáticos que él le provoca, para ser la mujer fuerte que es ahora. Cada una es un personaje con consciencia propia.

Jessica-Jones-tv-9

Si en el mundo de Supergirl lo importante son las relaciones que Kara mantiene con sus amigos y familia, en el de Jessica Jones se le da relevancia a su independencia , su agencia y su capacidad de tomar decisiones por si misma y de si misma, sin necesidad de que ningún hombre ni otra persona lo haga por ella. Ambas realidades resultan ambivalentes , pero convergen en el mismo punto: en todo aquello que las hace fuertes, que las motiva, que las lleva a recorrer su propio camino.

Por ello, la manera en que relaciones son representadas en  en ambas series es clave, éstas no son definidas por el género. En el National City de Kara existen diversas relaciones de amistad fuertes entre hombres y mujeres (*gasp*) que no son, ni necesitan ser, entendidas como algo más. En el Hell’s Kitchen de Jessica Jones el acoso no es dulcificado ni premiado, al contrario, se muestra como parte, y consecuente resultado, de una relación obsesiva y enfermiza.

De la misma forma, ambas series equiparan a las relaciones humanas con el poder. Las graves consecuencias que la relación obsesiva que Jessica Jones mantuvo (en contra de su propia voluntad) con Kilgrave son efecto de la relación de poder y violencia simbólica , y física, en la que ella se vio obligada a vivir. La relación que Kara vive con Cat Grant , por otro lado, está cargada de poder, pero se alimenta de respeto mutuo. Ambas formas de entender a las relaciones empoderan a sus protagonistas.

"Hostile Takeover" -- Kara (Melissa Benoist, left) goes toe-to-toe with Astra when her aunt challenges Kara's beliefs about her mother. Also, Cat (Calista Flockhart, right) is threatened with being removed as the CEO of CatCo after a hacker exposes her private and damaging emails, on SUPERGIRL, Monday, Dec. 14 (8:00-9:00 PM, ET/PT) on the CBS Television Network. Photo: Trae Patton/CBS ©2015 CBS Broadcasting, Inc. All Rights Reserved

Donde los universos cinematográficos de Marvel y DC sufren, lo recompensan con sus universos televisivos. Un espectro tan grande necesita de plataformas y narrativas que le den la misma prioridad a los personajes que a la historia. Supergirl Jessica Jones son prueba de ello.

Las mejores 15 series nuevas del 2015.

Llega el fin de otro año y, con él, la recapitulación de lo mejor (en mi opinión) que hemos tenido el gusto de disfrutar en cine y televisión. Sin lugar a dudas, y según mi conteo de este año, Netflix arrasó con la terna de historias únicas y dignas de contar. Si por mi fuera yo estaría encantado de ver series hechas por esta casa productora todo el tiempo.

Este año, la televisión se encargó de darnos historias profundas con calidad cinematográfica que centraron su perspectiva en los personajes y su desarrollo dentro de los contextos de cada narrativa. Así, nos topamos con superheroínas, hermanos vengativos, personas unidas por un link psíquico, mujeres azoradas por cultos apocalípticos, hombres solteros viviendo en su propio mundo de fantasía y familias en caos.

Lo he dicho antes y lo reitero, creo que estamos viviendo en la época dorada de la televisión. A continuación mi conteo de las mejores nuevas series de este año.

15) Quantico (ABC)

QUANTICO - "Quantico" stars Priyanka Chopra as Alex, Dougray Scott as Liam, Jake McLaughlin as Ryan, Aunjanue Ellis as Miranda, Yasmine Al Massri as Nimah, Johanna Braddy as Shelby, Tate Ellington as Simon Asher and Graham Rogers as Caleb Haas. (ABC/Craig Sjodin) DOUGRAY SCOTT, AUNJANUE ELLIS, PRIYANKA CHOPRA, JAKE MCLAUGHLIN, JOHANNA BRADDY, GRAHAM ROGERS, YASMINE AL MASSRI, TATE ELLINGTON

Hace poco escribía que lo que hacía de esta serie tan interesante era su combinación entre ‘Grey’s Anatomy’ y ’24’. Ahora que ya llegamos al mid season finale, lo vuelvo a reiterar. Para todos los que son amantes de los dramas telenovelezcos y los finales de tuerca (in)esperados esta es su serie. Es interesante, pero un poco sobrecargada de elementos.

14) Supergirl (CBS)

supergirl6

No es coincidencia que el carisma de Melissa Benoist en conjunto con un gran casting e historias pertinentes hagan de esta serie una de las grandes revelaciones del año. Es una propuesta llena de corazón, acción y feminismo (un poco forzado). Kara Danvers llegó para quedarse.

13) Grace And Frankie (Netflix)

graceandfrankie_posters_20141004

Quién diga que Lily Tomlin y Jane Fonda ya no están en edad para actuar se habrán quedado con la boca cerrada cuando esta joya de Netflix llegó a nosotros en el verano. Nada es más refrescante que ver a este par de estrellas lucir sus dotes de comedia en una serie que se centra en la vida amorosa de dos mujeres separadas. Es deliciosa y se encarga de ilustrar a la tercera edad de manera respetuosa y muy adecuada.

12) Between (Netflix)

Between

De las pocas series que dicha casa productora decidió estrenar un capítulo por semana en lugar de la temporada completa. Una decisión que, debido al formato y la narrativa de la historia, fue más que acertada. Jennette McCurdy (iCarly) brilla como Wiley, una adolescente que tiene que enfrentar un inminente apocalipsis en su pequeño pueblo cuando todas las personas mayores a 25 años comienzan a morir repentinamente. Muy recomendada para los amantes de las historias apocalípticas y de epidemias.

11) Ash Vs Evil Dead (Starz)

ashcs

Ash regresa a combatir al Evil Dead que tanto lo hizo famoso en las B-Movies de los 80s, sólo que esta vez no está solo. Si eres fan de la saga de Evil Dead y la mezcla inteligente entre el horror/gore y la comedia, entonces esta serie es para ti. La presencia de la maravillosa Lucy Lawless es un plus.

10) Master Of None (Netflix)

Master-of-None

He de ser muy sincero, no soy fan de Aziz Ansari. Su comedia me parece muy simple y no he visto ninguna actuación (contando la de esta serie) que no salga de hacer una representación fiel de si mismo. Sin embargo, aún sabiendo eso, no puedo negar que esta es una serie hecha con el corazón. Muy pocas producciones de este año se atrevieron a hablar tanto de los problemas de género y raza a los que nos enfrentamos en la actualidad como lo hicieron Ansari y compañía. La historia de amor que se desarrolla en la temporada es simplemente deliciosa también.

9) Humans (Channel 4)

humans-amc

Como fan recalcitrante de la ciencia ficción, comencé a ver esta serie con muchas dudas -siento que la representación de inteligencia artificial no ha logrado salir bien parada en televisión-. Sin embargo, y para mi gusto, me encontré con una propuesta, sí, un tanto reciclada, pero bien contada. La rebelión de las máquinas ha sido un temor recalcitrante en las sociedades modernas -y sus correspondientes representaciones en el cine lo avalan-, y esta serie no se escapa al tratar de reflejar esta idea también. Lo que la hace única es la perspectiva de ambivalencia que le otorga a todos los personajes, creando historias profundas y alejándose de la ya tan conocida dicotomía de humano/maquina.

8) Togetherness (HBO)

hbo-s-togetherness-reveals-more-series-issues

Si hay algo que le debo reconocer a HBO es la calidad y tiempo que dedican sus series a retratar personas reales, con defectos, virtudes y voz propia. Alguna vez leí que esta historia es el equivalente de ‘Girls’ que se sitúa en Los Angeles y donde la historia recae en una familia disfuncional y no en un grupo de mujeres veinteañeras. Es la oda a los first world problems que todos amamos vernos identificados.

7) Unbreakable Kimmy Schmidt (Netlfix)

UNBREAKABLE-KIMMY-SCHMIDT2

Desde que Ellie Kemper hizo su participación en ‘The Office’ terminé enamorado de esta divertida chica pelirroja que se distinguía por tener siempre una sonrisa en la cara. Como Kimmy Schmidt no se queda atrás. Con este personaje nos logra transmitir a gran escala, y con un gran sentido del humor, lo que significa ser mujer en el siglo 21 -aunque debo admitir con el dolor de mi alma que muchos argumentos rozan en el hembrismo-. Enormemente disfrutable, con un cast perfecto y la participación de numerosas estrellas con papeles inolvidables.

6) Bloodline (Netflix)

netflix-bloodline-banner

Muy pocas veces me he topado con dramas construidos de tal manera en que no pueden quedar cabos sueltos y todo lo que sucede dentro de la historia tiene sentido absoluto (Breaking Bad, anyone?) como con ‘Bloodline’. Resulta desgarrador ver las dinámicas perjudiciales que una familia es capaz de perpetuar con tal de mantener el orden y la paz. Brutal.

5) Man Seeking Woman (FXX)

XOBT47os

Otra de las grandes sorpresas del año. Una historia de amor contada a través de la mente de Josh (Jay Baruchel), un protagonista con imaginación vívida donde una cita con un trol, o un robot (en su defecto) son totalmente plausibles con tal de dar argumentos en favor -y en contra- de lo que significa tener citas en la actualidad. Fans del humor negro y secuencias oníricas, este es su momento.

4) Jessica Jones (Netflix)

maxresdefault

De todas las series dentro de este conteo creo que con ésta fue con la que me quedé más tiempo pensando. Me parece sencillamente increíble la dedicación que Melissa Rosenberg (ex alumna de Breaking Bad) perfiló una historia donde se tratara con tanta madurez el tema del consentimiento, la política sobre los cuerpos y el empoderamiento femenino. Todo en los ojos de una investigadora privada que resulta tener superpoderes.

3) Crazy ex-Girlfriend (The CW)

CW_Crazy_Ex_eCards_3a-5089

Una serie musical que trata los devenires de una mujer (con graves problemas de ansiedad) que no es capaz de dejar atrás a su ex-novio con tal de buscar un punto intermedio en el caos que significa su vida. Definitivamente Rachel Bloom se lleva todas mis palmas por plasmar una historia tan única donde la música y el humor negro se mezclan naturalmente.

2) Another Period (Comedy Central)

cast

Un programa situado en la aristocracia estadounidense de 1905 narrado como si fuera un reality show y protagonizado, creado y escrito por dos de las comediantes más originales de la actualidad: Natasha Leggero y Riki Lindhome, ¿mencioné que Christina Hendricks hace el papel de una mucama que quiere convertirse en la dueña de la mansión?

1) Sense8 (Netflix)

sense8-cast-characters

La serie que me dejó pasmado por semanas, que me hizo pasar por todo el abanico de emociones en 13 capítulos, que me emocionó por meses y que me llevó a analizar todo lo sucedido a lo largo de la historia repetidas veces. Sense8 sin duda se llevó el primer lugar de este año no sólo por su increíble narrativa -y maravillosa edición- sino por la dedicación y el corazón impresos tanto en sus personajes como en la historia. Un must para todos los amantes de la ciencia ficción.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Jessica Jones y el poder sobre el cuerpo.

Disclaimer: La siguiente entrada la hago como fan de las series y de las películas, no como gran conocedor de cómics. Por lo tanto, la argumentación se centrará en técnicas narrativas audiovisuales.

SI han seguido de cerca este blog sabrán que no me considero muy fan de lo que hace Marvel con su Universo Cinematico (como podrán ver en este antiguo post). Me parece constreñido y poco diverso. Sin embargo, también sabrán que soy fan aguerrido de todo lo producido por Netflix. Las series de esta plataforma de streaming me parecen frescas y -gracias a su formato- llenas de profundidad y desarrollo de personajes. A mi parecer, ambas compañías trabajan de formas contrapuestas y muy diferentes.

Por eso, cuando me enteré de que Netflix produciría una serie de series (Daredevil, Jessica Jones, Luke Cage y Iron Fist) no estaba seguro del resultado que de esto devendría. Muchas otras veces un producto de Marvel me había emocionado y perdido en poco tiempo. Con ‘Jessica Jones’ pasó precisamente lo contrario.

En mi experiencia -y dentro del espectro de lo que he podido ver- una serio o película de superhéroes siempre centra sus primeros momentos para explicar el origen de sus poderes, sus motivaciones y (hasta cierto punto) filosofía. Algo que encuentro coherente, más no inherentemente necesario.

Con ‘Jessica Jones’ sucede totalmente lo contrario. La serie comienza con la protagonista siendo una detectiva privada, con un pasado turbio y un alcoholismo severo, resolviendo casos en la medida de lo que su sobriedad se lo permitiera. Sin embargo, cuando un caso la vuelve a unir con ‘Kilgrave’, un hombre que poco conoce los límites, la emoción arranca y no se detiene hasta el capítulo final.

469735950

Con esto en mente, podemos ver que esta serie no se trata de cualquier otro producto manipulado por Marvel.  A mi parecer es. más bien, una historia creada por Netflix donde el gran corporativo del comic sólo tiene incidencia en dar su nombre y proporcionar los personajes.

Jessica Jones no es una heroína, ni pretende serlo, es una mujer que quiere vivir su vida sin ser molestada y que, coincidentemente, tiene super fuerza, y aquí es donde encuentro el primer punto interesante de la serie. Los poderes de Jessica son representados como un rasgo más de su persona.

Cuando en las demás historias de superhéroes los poderes parecen ser lo que definen al personaje -de verdad, intenten removerlos de cualquier héroe del MCU y verán que no se quedan más que con personajes planos, acartonados y sin motivos-, para Jones son sólo parte de su vida, como cualquier otro rasgo propio de ella. A cómo lo veo, sus poderes no tienen más injerencia en su vida que su preferencia sexual o color de cabello.

Rasgo que llama la atención del maniaco de Kilgrave, un hombre sin límites que tiene la capacidad de controlar la mente de la gente a su voluntad y precisamente es en él mismo donde encuentro el segundo punto a favor de la serie: la relación entre estos dos personajes. A Jessica no la definen ni sus poderes ni su pasado con Kilgrave. Sin embargo, Kilgrave hace lo contrario, la reduce a eso nada más -¿No les recuerda a, no sé, Marvel?- y se obstina en hacerla suya.

db1d4763941f61a69939eced89b5a11fba4281aa

Con esta idea es con lo que la serie toma toda fuerza y profundidad. En lugar de quedarse con una idea plana de agresor/víctima, ‘Jessica Jones’ se atreve a ir más allá y a descubrir las razones que permean esta relación. Incluso se mete tanto de lleno que se toma la libertad de tratar temas de importancia actual como el consentimiento, la violación y las relaciones de poder.

Mi ñoño interior comenzó a saltar de felicidad cuando vio que conceptos teóricos de sociología (tales como “Violencia simbólica”, “Subalternidad” y “Otredad”, entre otros) estaban siendo representados  con suficiente soltura y de forma tan sencilla y entendible en sus capítulos (sobre todo en el 9, ¡qué maravilla!).

En un mundo donde la violencia de género se impregan y escurre en todos los ámbitos de nuestra vida, resulta refrescante que una serie se dedique a explicar lo que significa el consentimiento (algo que muy pocas personas parecen entender) y los alcances que tiene en una persona cuando ésto no se respeta, cuando el individuo pierde poder sobre su cuerpo y otra persona decide lo que se hará con él, ¿les suena familiar?

Jessica, y el resto de las personas afectadas por Kilgrave, no son personajes ficiticios, son personas reales con conflictos reales. Son todas aquellas mujeres que se atraven a decir “no” y terminan muertas, son todos aquellos hombres que deciden vivir su masculinidad como mejor le plazca y terminan siendo rechazados, son todos las personas que son los únicos que tienen poder sobre su cuerpo y aún así son forzadas a hacer lo contrario.

No, Jessica Jones no es una víctima ni pretende serlo.  Sufrió mucho tiempo de violencia simólica y física por parte de Kilgrave, pero en ningún momento se dejó victimizar. Tampoco permite que esto la definiera como villana o heroína, ni mucho menos que destruya su vida, al contrario, simplemente sigue con su vida, tratando de dejar atrás todo el asunto.

Por supuesto, la serie tiene un puño de referencias a héroes de Marvel para tener a los fans de los comics muy contentos, pero no es sino en los temas de trasfondo donde de verdad se luce. Es ahí donde sé que Netflix de verdad sabe lo que hace y que, de una u otra manera, Marvel por fin está participando en proyectos que se dediquen a atraer gente que no lea sus comics. Algo que, sin lugar a dudas, celebro y sé reconocer.

 

 

Segunda ronda de series (que creo que son) buenas.

La segunda parte de la temporada de estrenos de series ha llegado. Por ello, en esta entrada les hablaré un poco sobre los nuevos shows que yo considero que vale la pena ver o ( al menos) tenerlos presentes para verlos en el futuro.

Lunes

Crazy Ex-Girlfriend (The CW)

rs_560x415-150911143646-1024.Crazy-Ex-Girlfriend-Rachel-Bloom.ms

La historia es muy simple: Rebecca es una abogada exitosa que vive en Boston, pero que no se siente contenta con su vida. Después de un encuentro con su exnovio Josh, decide abandonar todo para comenzar una nueva vida en la ciudad natal del mismo: West Covina.

Si han estado siguiendo este blog, sabrán que el que escribe es un fan traumado con esta serie; no sólo por el humor tan negro e inteligente que se maneja, sino por las excepcionales actuaciones y los divertidos números musicales que semana con semana tenemos el placer de disfrutar.

Lo más interesante, sin duda, es la forma en que la serie toca temas delicados como la depresión, la ansiedad, la sensación de no haber cumplido  todas tus metas en la vida, el rechazo e, incluso, el sexismo, todo por medio de irónicas, pero poderosas, canciones.

Supergirl (CBS)

Primer-avance-de-supergirl

Es cierto, no suelo disfrutar mucho las series o películas centrados en historias de superhéroes. Nunca me han llamado mucho la atención y sólo muy pocas han logrado mantenerme interesado. Sin embargo, esta serie ha sobrepasado todos mis límites en tan sólo 5 capítulos. Algo que celebro muchísimo.

Kara Danvers es Supergirl, una hija de Krypton que, en un inicio, la idea era que llegara a la tierra para proteger y cuidar a Superman, sin embargo, su nave se perdió en el espacio y para cuando llegó a la tierra, el héroe encapotado ya era un adulto que no necesitaba de ningún cuidado. Ahora, es asistente de Cat (una excelente Calista Flockhart emulando lo mejor de Meryl Streep en ‘Devil Wears Prada), mientras que se dedica a proteger a su ciudad: Central City.

La premisa suena igual, o más gastada, que cualquier otra historia de  superhéroes. Sin embargo, el carisma de Melissa Benoist (como Supergirl), las tremendas historias divertidas que plantean semana con semana y el inherente (pero no descarado) feminismo detrás de este personaje, resultan en una verdadera delicia.

Miércoles 

Casual (Hulu)

Casual

Es bien conocido que cualquier cosa dirigida por Jason Reitman es de calidad. Sino, al menos te pone a pensar. ‘Casual’ no es la excepción. Es el mejor ejemplo de Dramedy con el que podemos encontrarnos.

Esta serie narra la vida de Valeria, una mujer divorciada que se muda con su hija a la casa de su hermano Alex, mientras intenta recuperar lo poco que queda de ella después de un matrimonio fallido e intenta regresar al mundo de las citas “casuales”. Spoiler warning: no le va muy bien.

Lo hermoso de los proyectos en los que se involucra Reitman es siempre la humana y natural representación de los seres humanos como individuos llenos de defectos, pero capaces de comenzar siempre de nuevo. Sobra decir que las actuaciones son magistrales y que, aparte de todo eso, goza de la presencia de la maravillosa Frances Conroy (Ruth, en Six Feet Under) como la mamá de Alex y Valerie.

Sábado

Ash Vs Evil Dead (Starz!)

ash3

Si eres fan de la trilogía que lanzó a la fama a Sam Raimi, entonces esta serie es para ti. Si no lo eres, también es para ti. De hecho, es un programa del que estaremos hablando por mucho tiempo.

Bruce Campbell regresa a interpretar a Ash en esta secuela-ish de ‘The Evil Dead’, esa B Movie con exceso de gore que a todos nos atrapó desde el comienzo. En esta nueva historia, Ash tiene que enfrentar, nuevamente, al mal después de haberlo dejado escapar al leer el libro de los muertos bajo la influencia de la marihuana. Sin embargo, ahora no está solo, lo acompañan Pablo y Kelly, un par de veinteañeros que, después de una serie de percances, deciden ir con él. Lucy Lawless también aparece como la contraparte de Ash.

Lo interesante de pasar una historia como esta a un formato de televisión, es que podemos conocer de lleno a los personajes, seguir sus historias y tener suficiente gore y humor negro para rato. Algo que se agradece infinitamente. La orgía de Deadites que hacen apariciones en cada capítulo es fenomenal, también. Groovy, indeed.

Streaming

Jessica Jones (Netflix)

Jessica-Jones-Featured

Pues sí, este año las casas productoras se han encargado de callarme la boca (en cuanto a series se trata) con mi disgusto por las historias de superhéroes. Jessica Jones es (junto con Supergirl), para mi gusto, el momento pivotal en el que las representaciones de superheroínas va a comenzar a tomar un camino muy interesante.

El programa sigue la historia de Jessica Jones (duh), una investigadora privada que sufre de terribles repercusiones después de huir de las garras de un maquiavélico hombre (David Tennant), ¿olvidé mencionar que también tiene super fuerza y de (casi) volar?

A sabiendas de eso, los creadores se encargan de meternos en un mundo gris -con un hermoso homenaje al cine noir– con múltiples posibilidades y temas muy actuales. El consentimiento y las consecuencias del abuso de poder sobre las personas son las ideas que permean toda la serie y el hilo conductor de la vida de Jessica Jones. Algo que no se pueden perder.

Así que, aquí están. 5 fenomenales series listas para ser vistas desde el más ávido crítico hasta el fan recalcitrante del binge-watching. Historias que se desarrollan grácilmente dentro de sus propios mundos, pero que permean con profundidad todos los aspectos de la actualidad.