Archivo de la etiqueta: Mike and dave need wedding dates

Me estás matando, Susana, Mike And Dave Need Wedding Dates y el doble estándar en el cine

Hoy en día, no es algo del otro mundo saber que a las mujeres y hombres se les juzga continuamente con un doble estándar. Donde a un hombre que se acuesta con muchas personas lo llaman “casanova” a una mujer que hace lo mismo le dicen “zorra”, donde a un hombre que es duro y estricto en el trabajo le llaman “asertivo”, a una mujer con la misma actitud le dicen “perra”.

Como sociedad, no somos capaces de discernir entre lo que está sucediendo frente a nuestros ojos, de los símbolos e imaginarios que tenemos impregnados en la mente. Esto  nos lleva a juzgar sin pensar y a dejarnos manipular por las estructuras paradigmáticas de las personas que nos rodean. Lo mismo sucede en el cine y en la televisión.

No solo reproducimos y creamos representaciones con fuerte carga simbólica y cultural con los personajes que interpretan nuestras historias favoritas, sino que también utilizamos un amplio abanico de herramientas narrativas para juzgarlos.

El doble estándar no diferencia ni edad, ni cultura, ni país y está presente en nuestras series y películas favoritas. En esta entrada hablaré de dos filmes recientes -de dos países diferentes-  que lo trabajaron dentro de sus narrativas de formas similares: Me estás matando, Susana Mike And Dave Need Wedding Dates.

Ambas historias comparten aspectos narrativos esenciales para sus historias: la primera película gira alrededor de la pareja formada por Eligio (Gael García Bernal) y Susana (Verónica Echegui), un par de individuos enamorados con suficientes problemas propios como para sabotear su relación numerosas veces. La segunda trata de las parejas formadas por Dave (Zac Efron) y Alice (Anna Kendrick) y Dave (Adam DeVine) y Tatiana (Aubrey Plaza), un grupo de personas completamente desubicadas de la realidad y de los individuos que los rodean que terminan siendo parejas en la boda de la hermana menor de ellos.

La presentación de parejas en cine o televisión es una herramienta infalible para comparar personajes y equiparar experiencias, estas películas no son la excepción. De hecho, el contraste entre personajes no solo es la fuerza narrativa que dirige a ambos filmes y donde el doble estándar se hace presente numerosas veces, sino que también es la característica intrínseca con la que ambas historias son capitalizadas.

La idea de encontrar similitudes en las diferencias entre personajes no es nuevo, de hecho es una técnica que, aprovechada correctamente, propicia un estudio interesante de los personajes. Sin embargo, utilizada equivocadamente, como sucede en estos filmes, se convierte en una inmensa lista de motes sexistas y comparaciones sin sustento.

En Me estás matando, Susana Eligio es un mujeriego empedernido que no piensa en otra persona más que en si mismo, mientras que Susana es una mujer que le tiene miedo al compromiso y que, en consecuencia, la motiva a huir y comenzar una relación con otro hombre. Bajo esa noción, la película le coloca a ambos personajes la etiqueta de “engañadores” pero los juzga de forma diferente. Mientras a Eligio no se le recrimina por ninguno de sus actos, a Susana le llueven quejas, reclamos y motes por hacer exactamente lo mismo.

dc-day13-222

Aunque ambos filmes, en una primera instancia, colocan en el mismo nivel a sus protagonistas, la narrativa se encarga rápidamente de separarlos con detalles y aspectos -como diálogos, imágenes y silencios- que parecen insignificantes pero que son igual de potentes que el discurso mismo. Esto es una respuesta natural a la normalización que le otorgamos al doble estándar y con el que estamos acostumbrados a lidiar día con día.

Mientras que la reputación de mujeriego de Eligio se pone en tela de juicio por medio de supuestos y diálogos simplistas, a Susana se le recrimina una y otra vez por medio de situaciones penosas y quejas constantes. Como si tener relaciones con muchas personas fuera inherente en los hombres e imperdonable en las mujeres.

me-estas-matando-susana-4

En Mike And Dave Need Wedding Dates a Mike y Dave se les llama perdedores y fiesteros, sin embargo nunca se muestran explícitamente las consecuencias de sus actos.  Alice y Tatiana, por otro lado, son  mujeres fiesteras e irresponsables que son presentadas, durante toda la película, como una amenaza imponente capaz de arruinar una boda y que, eventualmente y gracias a una muestra explícita de todos sus actos, termina por suceder.

Mientras Mike y Dave son tachados de irresponsables y obligados únicamente a llevar un par de mujeres  “con valores que se encarguen de enderezarlos y cuidar de ellos” a la boda de su hermana como consecuencia, Alice y Tatiana son las que tienen que responder por sus actos y arreglar todo el desastre que los 4 ocasionan en la boda a la que van.

1024_2000

Así, Eligio, Mike y Dave representan a todos los hombres que son tachados de mujeriegos  irresponsables que la sociedad nos enseña a normalizar sus actos como típicos del género masculino y que no se les exige que respondan por sus actos.

Susana, Alice y Tatiana, por otro lado, representan a todas las mujeres que necesitan estar a la altura de la etiqueta que se les impone desde del nacimiento de “mujer intocable que es educada con buenos valores” que no tiene -ni debe tener- la capacidad de equivocarse o romperse.

xt9ybig1km5tzxu5miovwteq8ao

No está de más recordar el daño que la reproducción de dichos estereotipos ocasiona a la creación de discursos de equidad de género. Por ello, considero que es nuestra responsabilidad como audiencia identificar este doble estándar presente en las películas y series que consumimos y no quedarnos callados sobre ello.