Archivo de la etiqueta: Once upon a time

La redención de Once Upon a Time con sus villanos

Para tratarse de una serie donde el único arco narrativo que ha funcionado adecuadamente se desarrolló a lo largo de la primera temporada, Once Upon A Time ha logrado mantenerse al aire -y  sorpresivamente con buenos ratings- por cinco temporadas.

En ellas hemos podido ver a muchos de nuestros personajes favoritos de Disney (y algunos otros partícipes de historias infantiles) tomar vida en un mundo donde la magia y los personajes de fantasía son reales y viven en diferentes reinos ajenos a nosotros.

Así, la historia principal gira alrededor de Snow White, Prince Charming,  su hija -y salvadora de todos los reinos- Emma Swan y la Evil Queen. Sin embargo, también, llegamos a conocer a una serie de héroes y villanos que protagonizan dichas aventuras con nuestros personajes.

Lo más interesante de la serie gira. entonces, alrededor de la “perturbación” (por así decirlo) de la realidad dicotómica  presente en muchas historias infantiles tradicionales de héroes/villanos, la cual  los escritores se encargan de tratar casi en su totalidad temporada tras temporada

En el mundo de Once Upon a Time existen los héroes y los villanos, sí, pero cada uno de los personajes (al menos los protagonistas que no se quedan en un nivel unidimensional) tienen sus propias capas y borrosidades que los conforman y construyen capítulo con capítulo. No todos los villanos son completamente malos, ni los héroes se salvan de tener pensamientos y acciones oscuras.

Por ello, es común que nos encontremos con historias donde los héroes realizan una atrocidad digna de algún villano en pos de un bien común o donde uno de los villanos se percata de lo mucho que ha lastimado a la gente a su alrededor y lo mucho que le gustaría tener un final feliz (otro elemento recurrente de la serie). Algo que la lleva a crear capítulos interersantísimos donde se realiza un estudio de personajes muy profundo.

once_upon_a_time_season_5-HD

Por supuesto que, como toda serie, resulta un tanto complicado poder dedicar suficiente tiempo y esfuerzo para desarrollar a todos los personajes e historias interesantes (sobre todo porque Once Upon a Time se distingue por contar cor una amplia variedad de ellos). Por ello, si hay algo por lo que realmente puede distinguirse es por su tratamiento tan dedicado y meticuloso que le otorga a la redención de sus villanos.

Actualmente es mucho más sencillo mostrar en la televisión a personajes heroicos siendo buenos y haciendo cosas buenas sin necesidad de desarrollarlos demasiado. Lo interesante es cuando tales epítomes del personaje unidimensional reciben una construcción más profunda de sus motivaciones y acciones.

Los villanos en esta serie buscan redención (la mayor parte de las veces) debido al amor, la falta de personas importantes en su vida y la necesidad de ser reconocidos. El poder, la venganza y los celos, por otro lado, son las causas esenciales de su maldad. Experiencias dicotómicas para personajes que no quieren serlo.

Ahí tenemos a la Evil Queen (y su alter ego, Regina) que temporada tras temporada ha ido creciendo y evolucionando de ser una ridiculización del típico villano de Disney a ser un personaje bien formado, con preocupaciones, miedos y agencia. Una mujer que se preocupa más por el bienestar de su hijo que por crear un nuevo plan para destruir a Snow White.

once-upon-a-time-evil-queen

Sus motivaciones comienzan siendo un tanto caricaturezcas y terminan por crecer en ella, en su poder de decidir sobre su futuro y en la capacidad que tiene de manejar el pasado, como cualquier otro ser humano; ahí es donde radica una de las cualidades de la serie, en la humanización de personajes que fácilmente podrían ser ridiculizados y aprovechados como simples momentos que se pierden en la trama.

Lo mismo sucede con Zelena, la media hermana de Regina y Wicked Witch de Oz,  villana cegada por la envidia, pero  que desesperadamente busca una familia a la cuál pertenecer. Misma que los escritores dedican 3 temporadas para desarrollar su personaje, las razones detrás de su maldad y los motivos por los que evoluciona para ser la mujer que es ahora. Ella, como todos en esta vida, también quiere tener su final feliz.

zelena1

La sinceridad con la que los villanos en busca de redención rigen sus acciones es suficiente para acaparar la atención de un capítulo completo, a pesar de las otras historias de trasfondo que se desarrollen en el mismo.

Ingrid, tía de Anna y Elsa (lo sé, lo entenderán cuando vean la serie) muestra una amplia gama de sentimientos a lo largo de su arco en la 4 temporada donde, al igual que el resto de los villanos, busca pertenecer a alguna parte y que, en su viaje, entiende lo valioso que puede ser una redención,  aceptar una equivocación y buscar ser una mejor persona después de ello.

4_OUAT141

Las historias no son buenas, ni muy creativas, lo admito, pero cuando se trata de desarrollar personajes con motivaciones escabrosas que buscan redimir sus errores del pasado, la serie sabe alcanzar el punto perfecto entre un buen desarrollo de personaje y avance narrativo.

 

It’s not Serious being Green

En el capítulo de esta semana de Once Upon a Time, It’s Not Easy Being Green (3×16), suceden muy pocas cosas relevantes. Pareciera que los escritores quieren llenar de historias de relleno la serie para llegar a un final que, por sus antecedentes, no tienen idea cómo terminará.

En este caso nos toca saber un poco más sobre la historia de Zelena (media hermana de Regina (I know, right?)) y su envidia hacia Regina (dato curioso: su color verde se debe a ello). En él podemos ver los intentos fallidos de esta bruja por convencer a Rumplestilstkin de que ella sea la que haga su maldición, no su hermana. Mientras tanto, en StoryBrooke los personajes corren por todo el pueblo buscando a la Wicked Witch y no pasa absolutamente nada.

Pareciera que los escritores están tratando de buscar cuentos de hadas para mezclar los con su historia y tratar de darle algún sentido, sin embargo, esto se ve tan hecho a la fuerza —e incidental— que pierde todo sentido. La Wicked Witch no tiene otro motivo que ser la nueva antagonista que remplace a Regina. No tiene un móvil fuerte ni sus acciones tienen sentido o aporte a la historia.

Creo que está temporada los personajes han hecho tan poco con sus historias que los escritores ya ni se preocupan por mostrar un poco de avance en sus perfiles. Los malos son malos, los buenos son buenos y Regina siempre está en un ir y venir. Ya no espero que la serie mejore, pero que por lo menos me sorprenda un poco más.

Y eso si necesita ser hablado seriamente.

Quiet Minds? Seriously?

Mi primera entrada va por cuenta de una serie que hace mucho dejó de ser buena pero –como buen gusto culpable– aún sigo viéndola domingo a domingo: Once Upon A Time.

El capítulo de esta semana Quiet Minds (3×15) no pudo haber sido más imposiblemente ridículo que el resto de la temporada (especialmente después de su regreso en este mid-season) pero, aún así, lo fue.

La historia de esta semana gira en torno a Belle y Neal (1 año antes de su maldición de 1 año (WTF?)) buscando la forma de regresar a la vida a Rumplestilstkin. Con la ayuda de Lumiére (sí, la lámpara parlante de la película de Disney con muy malos efectos) logran descubrir cómo, no sin antes percatarse que todo es plan de Zelena The Wicked Witch (oh, bugger).

Este capítulo significa el regreso de Neal a StoryBrook y, para quienes ñoño han visto, es un gran Big Deal. Nos lo llevan prometiendo desde hace 4 capítulos y –sin spoilers– no es tan maravilloso como parece. Su historia de regreso es resultado de la misma fórmula que lleva usando ABC desde la teórica pasada: resolver todo con magia.

Verán, si hay algo que me gusta en las series es cuando elaboran todo un universo que se construye –y desarrolla– con sus propias reglas. OUAT solía tener esa magia en la primera temporada pero, ahora, parece que todas las reglas que colocaron inteligentemente, en ese momento, ya no tienen relevancia y ahora todo parece resolverse como por acto de magia. Eso le quita credibilidad y emoción a la serie. Incluso la vuelve algo condescendiente y predecible.

Me encantaría sufrir y enamorarme con el amor de Emma y Neal pero desde la inclusión del (sensualísimo) Hook y la persistente idea de aparecer y desaparecer el ex-novio de Emma nomás porque sí me ha hecho perder todo interés.

Para todos los que siguen (como yo) viendo la serie por costumbre, ¿qué les pareció la inclusión de Neal? Hasta para mi fue predecible.

Seriamente, tenemos que hablarlo.