Archivo de la etiqueta: Six Feet Under.

Diálogos potentes de la televisión.

La televisión es el medio perfecto para (re)crear historias y personajes lo suficientemente fuertes para permanecer en la memoria de muchas generaciones. Sin embargo, son muchos de sus diálogos, y discursos, los que ayudan a darle un significado icónico.

Un buen discurso es capaz de reflejar la ideología completa de un programa de la misma forma que le dan sentido y fuerza a una escena que, de otro modo, bien no podría haber funcionado.

En esta entrada hablaré sobre los discursos televisivos que más me han impactado en los últimos años.

Nate (Six Feet Under, 5×10: Static)

2845452297a4777462430l

No es mentira que una de las series que más ha dejado marca en mí es Six Feet Under. Tanto los diálogos, como los personajes y las historias están plagados de referencias y mensajes tan fuertes que es imposible dejarlos pasar.

Pero no hay discurso más poderoso y significativo que el que Nate le dice a Claire en el décimo capítulo de la quinta temporada:

Nate: It just means that everything in the world is like this transmission, making its way across the dark. But everything – death, life, everything – it’s all completely suffused with static. [makes static sounds] You know? But if you listen to the static too much, it fucks you up.

Nate explica una de las condiciones más humanas del mundo: pensar demasiado las cosas. Este diálogo me lleva a recordar  todas las veces que he dejado de tomar decisiones, o actuar, porque estoy muy preocupado tratando de arreglar algo que ya no tiene sentido arreglar.

Eleven (Doctor Who, Especial Navideño: The Time Of The Doctor)

Doctor-Who-The-Time-of-the-Doctor-Regeneration

Uno de los personajes que más ha influido en mi vida, sin duda alguna, ha sido la onceava regeneración del Doctor. Desde su forma tan colorida de ver las cosas a su manera infantil de llevar la vida, Eleven representa todo lo que me gusta ser y las características que más disfruto de una persona.

Este personaje se distingue por contar con muchos diálogos y discursos que alcanzan diferentes matices y aspectos de la serie. Desde el clásico “We are all stories in the end” de The Big Bang, hasta el emotivo “So come on! You can take it all” de The Rings Akhaten.

Pero no hay discurso más profundo y que me haya tocado más que el de The Time of The Doctor:

Eleven: We all change when you think about it. We’re all different all through our lives. And that’s okay, that’s good. You’ve got to keeping moving. As long as you remember all the people that you used to be. I will not forget one line of this, not one day. I swear. I will always remember when the Doctor was me.

Aquí, el Doctor engloba todos los aspectos que conforman la naturaleza humana: el cambio. Algo que la mayoría de las personas temen confrontar y que termina siendo tan sencillo como cualquier otra acción cotidiana. Por supuesto, sin olvidar quienes fuimos y qué queremos ser en el futuro.

Ted (How I Met Your Mother, 9X17: Sunrise)

yellow-umbrellao

El romanticismo extremo de Ted siempre ha sido la característica rectora de su personaje. Todos sabemos cuántas veces dicho personaje ha tomado decisiones desde su corazón y no de la razón. Por lo que debo de aceptar que, de todos las series que me gustan, es con el que más me identifico.

Con Ted he compartido más experiencias de las que me gustaría aceptar y su modo (fastidioso) de dejarse llevar siempre por el amor es igual de imperativo en mi vida. De forma que no es de extrañar que mi diálogo favorito sea su definición del amor:

Ted: Actually, there is a word for that. It’s love. I’m in love with her, okay? If you’re looking for the word that means caring for someone beyond all rationality and wanting them to have everything they want no matter how much it destroys you, its love! And when you love someone y-you just don’t stop. Ever. Even when people roll their eyes, or call you crazy, even then, especially then! Y-you just don’t give up, because if I could give up, if I could just take the world’s advice and move on and find someone else that wouldn’t be love! That would be some other disposable thing that is not worth fighting for… But that is not what this is. So please, can I have the locket?

Esa intensidad que dedicas a pelear por el amor en tu vida es el que motiva a Ted a tomar todas sus decisiones y, si bien, la mayor parte termina tomando los peores caminos, nunca deja de lado su amor ideal y, pues, no podría sentirme más identificado que con él.

Hannah (Girls, 1X4: Hanna’s Diary)

hannah-horvath

Hannah Horvath siempre ha sido un personaje muy poralizado entre las audiencias y fans de la serie Girls. La mayor parte del tiempo actúa egocéntricamente y su forma de solucionar sus problemas es mucho más infantil de lo que podría hacerse. Sin embargo, creo que es así porque muchos nos espejeamos demasiado con ella.

Una chica, en medio de sus veintes, que tiene sus propios problemas y que cree que es el fin del mundo cuando no puede resolverlos. Una situación en la que, francamente, me he encontrado más de una vez.

Por lo que su idea del amor y la vida cotidiana tenía que formar parte de este listado:

Hannah: I just want someone who wants to hang out all the time, and thinks I’m the best person in the world, and wants to have sex with only me. And it makes me feel very stupid to tell you this because it makes me sound like a girl who wants to, like, go to brunch. And I really don’t want to go to brunch, and I don’t want you to sit on the couch while I shop or even meet my friends.

Sin duda alguna, la televisión es (y será) siempre parte esencial de la cultura pop, ya sea por los mensajes tan poderosos que ciertas series pueden dejar en nosotros o por el simple hecho de entretenernos, siempre dejará alguna huella en nosotros.

Así que, la próxima vez que se espejeen con algún personaje de la televisión, sólo recuerden: todos hemos estado ahí.