Archivo de la etiqueta: Sweet/vicious

Big Little Lies, 13 Reasons Why y Sweet/Vicious: La voz de las víctimas de la violencia de género

La violencia de género es y sigue siendo un problema que nos sigue afectando a todos y a todas. Tan solo con ver que en 2016 se registraron 29,725 averiguaciones y carpetas de investigación por delitos sexuales en México, esto significa que, en promedio, en ese año, cada 24 horas se denunciaron 81 nuevos casos de violencia sexual, es decir, entre 3 y 4 violaciones o abusos sexuales por hora. Actualmente, siete mujeres son asesinadas al día en México y hace poco, a una chica que murió en un accidente vial se le tachaba de puta por subirse a un carro de un hombre desconocido sin que su esposo la estuviera acompañando.

Como sociedad estamos muy acostumbrados a enterarnos de hechos como estos —o incluso presenciar actos de abuso sexual— sin inmutarnos, ni hacer nada al respecto. Es por eso que es de vital importancia hablar sobre ello, mantenernos informados y no quitar el dedo del renglón. Hay una línea muy delgada que separa a la normalización de la violencia de género de la visibilización de la misma y todos los días, como sociedad, estamos dispuestos a cruzarla.

Como lo he comentado anteriormente, la representación es importante y si hay algo que (la mayoría de) los programas de televisión han logrado hacer estos últimos años es, precisamente, contar historias y narrativas que visibilicen no sólo a problemas como estos, sino la razón detrás de ellos. A final de cuentas, es siempre el contexto el que nos delimita y posiciona frente a lo que buscamos entender.

Shows como Big Little Lies , 13 Reasons Why Sweet/Vicious son producto y resultado directo de la cultura de la violencia de género que es tan próspera en nuestra sociedad actual. En ellas, se representan a las relaciones de poder unilaterales como aquella causa inherente de la violencia de género gracias a una variedad de historias protagonizadas por mujeres que son violentadas, sometidas a situaciones de abuso y llevadas al límite.

Las relaciones de poder, y la enorme influencia que puede tener una persona sobre la voluntad de otra, es la idea central que rige las historias y los arcos principales de las mismas. Gracias a la representación tan detallada del proceso complicado que dos personas atraviesan para formar una relación de poder, y el intercambio simbólico que esto conlleva, se logra la visibilización de un problema normalizado.

Lo que en cualquier otro tipo de serie pudo haber sido aprovechado como un momento perfecto para hacer uso del shock value, en estos programas de televisión es tratado a fondo, representando con suma claridad una variedad de temáticas que muy pocas series se han atrevido a tocar, como las consecuencias del abuso sexual, las razones detrás del acoso, los alcances de la sociedad misógina y las repercusiones de la normalización de la violencia de género.

En Big Little Lies, Celeste Wright (Nicole Kidman) vive una relación de abuso con su esposo Perry (Alexander Skarsgard), donde la pasión que sienten el uno por el otro los mantiene unidos pero, al mismo tiempo, es siempre el origen de un maltrato físico y emocional que él le ocasiona a ella. La serie no toma reparo en mostrar, a lo largo de sus ocho capítulos, los actos violentos por los que ella tiene que pasar. Con cada grito y cada golpe, Celeste se asegura así misma que Perry no le inflige dolor a propósito, que es algo que él no puede controlar y que ella está ahí para apoyarlo. Ella sabe que vive en una relación de abuso y que, por el bien de sus hijos, debería alejarse de su esposo, sin embargo, no puede olvidar todo lo que su esposo significa para ella.

En el mismo programa aparece Jane Chapman (Shailene Woodley), una chica que decide mudarse de ciudad para comenzar de nuevo y, de paso, buscar al hombre desconocido que la violó unos años atrás y que también es padre de su hijo. A lo largo de los 8 capítulos podemos ver, a través de sus ojos, lo que es vivir después de haber sobrevivido a un acto de violencia de género. Jane tiene pesadillas y se encuentra en un estado de pánico constante a consecuencia de ello. La vida de Jane ya no es de ella después de aquel acto violento.

Lo que estos shows nos ayudan a entender es que los casos de abuso sexual no son situaciones ni momentos aislados que suceden de la nada; ni mucho menos son causados por la víctima. Al contrario, se trata más bien de la culminación de una cadena de sucesos agresivos, infligidos por una persona o grupos de personas, que son normalizados con naturaleza por una sociedad donde la violencia de género es parte del día a día.

Hannah Baker (Katherine Langford) es una adolescente que tiene que soportar las acciones escabrosas detrás de la cultura misógina en la que vive en 13 Reasons Why. Este programa de Netflix aprovecha los beneficios del binge-watching, que su plataforma facilita, para representar con lujo de detalle los procesos involucrados en la cultura normalizada de la violencia de género. Desde su perspectiva podemos entender cómo las mujeres son cosificadas desde la adolescencia y, por ello, se convierten instantáneamente en un objetivo fácil para aquellos que deciden que, por el simple hecho de ser mujeres, sus cuerpos le pertenecen a los hombres y tienen el derecho de hacer con ellos lo que quieran. Hannah es violada días después de que le sucede lo mismo a su mejor amiga Jessica, por su compañero de clases con el pretexto de que ellas nunca se negaron.

Jules Thomas (Eliza Bennett), al igual que Celeste, Hannah, Jessica y Jane, es una sobreviviente de un abuso sexual perpetrado por el novio de su mejor amiga mientras ella estaba inconsciente en Sweet/Vicious. El giro de esta serie radica en el posicionamiento de Jules como una vigilante que busca venganza al golpear a hombres acusados de violencia sexual. El show no solo se encarga de darle voz a una víctima, sino que también le da agencia y autonomía al proporcionarle los medios para pelear en contra de la misma sociedad que permitió a su agresor aprovecharse de ella.

La existencia de estas series importa mucho. Estos son programas que colocan a las víctimas de abuso sexual como personas con voz, agencia y autonomía, son shows que no se detienen a la hora de confrontar al espectador con escenas de agresión sexual y que no solo ayudan a entender los alcances que tiene la violencia de género en nuestro día a día, sino que también nos permiten identificarlos en nosotros mismos y en los demás.

 

Las 18 mejores series del 2016, parte 1

Creo que si hay algo en lo que todos podemos estar de acuerdo es que el 2016 no fue un gran año para nadie. Entre las elecciones de Estados Unidos, la violenta guerra en Siria y el incremento en los crimenes de odio de nuestro país, no hubo mejor escape que una buena serie de televisión que nos ayudara a vivir en un mundofuera de control.

Por eso -y porque francamente este fue un año muy malo para el cine también- agradezco haber podido disfrutar de increíbles historias que me acompañaron a lo largo del año en la televisión. Series que se atrevieron a ir más allá representando personajes poco comunes en el mundo del espectáculo, pero presentes en todos los aspectos de nuestra vida.

A continuación, un listado de las que yo creo que fueron las mejores series -nuevas y viejas- del 2016.

18 Supergirl The CW, segunda temporada.

Resultado de imagen para supergirl temporada 2

Para la segunda temporada, esta increíble serie que gira alrededor de las aventuras de la Kryptoniana con superpoderes, Kara Zor-El, mudó sus extraordinarios personajes e historias de la CBS a The CW, donde fue recibida con los brazos abiertos y con un enorme hueco debido a la partida de Calista Flockhart.

Este cambio le dio a la serie un cambio de 180 grados y la benefició enormemente. No solo tuvimos la oportunidad de tener otro magnífico personaje queer (SPOILERS, es Alex) sino que pudimos también disfrutar por dos gloriosos capítulos a la mejor representación de Superman que hemos visto en los últimos años, intepretado a la perfección por Tyler Hoechlin.

Esta temporada también nos trajo a Miss Martian, Mon-El y el enorme crossover con The Flash, Arrow y Legends of Tomorrow. Si hay un canal que sabe de fanservice es The CW, sin duda alguna.

17 People of Earth TBS, primera temporada.

Imagen relacionada

Hoy en día, y debido a los ajustes de presupuesto y el incremento de historias genéricas e intercambiables en televisión, muy pocos canales se atreven a crear series de sci-fi. Por eso, resulta refrescante que aún haya canales que se atrevan a ofrecer una propuesra tan creativa e interesante como lo es People Of Earth.

En ella, seguimos a un grupo de personas – o experiencers como se hacen llamar- que comparten la experiencia de haber experimentado de primera mano una abducción extraterrestre y haber sobrevivido para contarlo.

El giro interesante de la serie radica en la forma en que el programa trata a sus personajes y desglosa su narrativa, no como un grupo de individuos locos, sino como una serie de personas, con una historia compleja de fondo, a quienes su experiencia de contacto del primer tipo con extraterrestres (spoiler alert) sí es real.

16 Orange is the New Black Netflix, cuarta temporada.

Resultado de imagen para orange is the new black season 4

Esta temporada, sin lugar a dudas, es el mejor ejemplo de cómo desarrollar correctamente diferentes arcos argumentales de una serie de personajes sin perder de vista el verdadero objetivo de la serie: humanizar a las olvidadas.

Lo que resulta más interesante de esta cuarta temporada es la forma en que la historia nos permite entender a los personajes y al crecimiento que han tenido desde la primera. Estas chicas ya no son un grupo de relegadas solamente también representan las voces de todas las personas que alguna vez han sido discriminadas y han sido invisibilizadas.

En esta época, y con lo que está sucediendo en todo el mundo, se sienten mucho más poderosas,  personales y actuales las experiencias que las presas de Litchfield tienen que vivir todos los días.

15 The Detour TBS, primera temporada.

Resultado de imagen para The detour tbs

2016 fue un gran año para TBS y su amplia variedad en series nuevas, y The Detour no fue la excepción. Este programa toma los mejores aspectos de una road movie y los mezcla con una dosis alta de humor negro y una fuerte crítica a la sociedad (en particular a la estadounidense) y su capacidad de mantener dobles discursos en favor del beneficio propio.

La serie sigue las aventuras de la familia Parker en su afán de cruzar el país para vivir el viaje familiar que todos, por alguna u otra razón, necesitan tener. Imperdible y ligera, perfecta para una sesión corta de binge-watch.

14 Sweet/Vicious MTV, primera temporada.

Resultado de imagen para sweet/vicious

Después de que Jessica Jones llegara en 2015 a visibilizar y romper todos los tabúes alrededor del consentimiento y el poder que tiene el hombre sobre el cuerpo de la mujer, era cosa de tiempo para que apareciera otra serie que hiciera lo mismo y con la misma asertividad y profundidad como Sweet/Vicious.

Hoy en día resulta muy natural (y preocupante) toparse en las noticias con otro feminicidio, o de enterarse de la historia de una chica que fue violada o incluso encontrarse con actos de violencia y sexismo.

Por ello resulta muy refrescante ver series, como ésta, donde nos muestran a un par de mujeres determinadas que dedican su tiempo libre a enfrentar y confrontar a los victimarios de mujeres que han sido violentadas, muy a la manera de los “vigilantes” que vemos en los comics -incluso la serie hace la referencia obligada a Batman y Robin en algún momento-.

Series, como esta, que se atreven a desafiar el status quo y a ofrecer una propuesta diferente a lo que estamos acostumbrados a ver son las que pueden ejemplificar a la época de oro que estamos viviendo en la televisión actualmente.

13 Shameless Showtime, séptima temporada.

Resultado de imagen para shameless season 7

Si lo que buscas es una familia disfuncional, y muy complicada, los Gallagher son el mejor ejemplo de ello. Lo que hace sobresaliente a esta temporada es el cambio que la serie decide hacer con sus personajes principales: sacarlos de los lugares comúnes y construir historias mucho más adultas.

12 Transparent Amazon, tercera temporada.

Resultado de imagen para Transparent season 3

Si bien la tercera temporada de esta serie no es tan sorprendente y profunda como lo fue el año pasado con la segunda, las historias profundas y las relaciones complicadas siguen ahí. De la misma forma, esta temporada tiene uno de los mejores capítulos de toda la serie llamado On The Road, y una increíble interpretación de Hand In My Pocket por uno de los protagonistas.

Con un mundo tan bien construido como lo es el de Transparent, es muy fácil perderse entre los Pfefferman, sus inseguridades, sus ambiciones y sus miedos.

11 The Search Party TBS, primera temporada.

Resultado de imagen para The search party tbs

2016 fue un año que dedicó muchas de sus series a tratar el egocentrismo y despreocupación de la generación Millenial, pero ninguna lo aprovechó mejor que The Search Party, un novedoso programa que gira alrededor de 4 jóvenes neoyorkinos y la búsqueda implacable de su amiga desaparecida, Chantal.

En esta serie -otro increíble acierto de TBS- el misterio, la comedia y el drama se combinan con un solo propósito: narrar una simple historia sobre la identidad propia y el propósito de la vida. Algo así como una dramedy existencial con toques de Nancy Drew.

11 Travelers Netflix y Showcase, primera temporada.

Resultado de imagen para Travelers netflix

Hasta la semana pasada, y después de ver a los fiascos que hicieron Timeless Legends Of Tomorrow, ya me había hecho a la idea de que una buena serie de viaje en el tiempo -sin contar a Doctor Who- sería algo muy complicado de lograr. Como siempre, llegó Netflix a callarme la boca.

Travelers gira alrededor de un grupo de 5 personas que viajan del futuro al siglo XXI para tratar de evitar la catástrofe que, consecuentemente, origina el mundo destruido de donde ellos provienen.

La serie no solo logra establecer una mitología bien estructurada en el primer episodio, sino que también, establece, y logra mantener por el resto de la temporada, las reglas para que sus personajes puedan viajar en el tiempo de una forma inteligente y muy plausible. Algo que vale la pena ver en una sesión de bingewatch.