Archivo de la etiqueta: The Last Five Years

When fame gets in the way of love: a musical tragedy.

It seems that love and fame are difficult —or even impossible— to get along with. At least that’s what some movies, particularly musicals, have been trying to explain us all along. In their worlds, failed artists are meant to find love only by sacrificing their passions.

Nowadays, films’ stance on the artists’ love life is like this: you either are very lucky to find the love of your life and spend what’s left of your days to devote yourself to his or her hapiness, or you succeed on achieving your dreams by following the path you are always meant to walk. You have to choose, you can’t have both.

There’s no better way to illustrate this than with Jason Robert Brown’s  The Last Five Years, adapted to film by Richard LaGravenese, and Damien Chazelle’s Lala Land. Movies where their protagonists   —all artists, by the way — have to face the tough decision of living a fameless life by staying together or embracing the success that is coming their way, but only by themselves.

In The Last Five Years’ movie adaptation, Cathy (Anna Kendrick) is a musical theater performer who is looking for an opportunity that can finally take her out of her waitress job. Jamie (Jeremy Jordan), on the other hand, is a writer looking for a publishing house who would want his book.

In Lala Land, Mia (Emma Stone) is an actress who is looking for an opportunity that can finally take her out of her barista job. Sebastian (Ryan Gosling) is a jazz lover who wants to open his own club where he can play his own music.

They all have dreams to fullfill and places to be, but life — and love, at some extent— eventually gets in their way.  Both couples fight to stay with each other along the way, but success, as we will learn, is a tricky thing to achieve and it does not wait for anyone or anything.

What’s really enlighting about contrasting these two movies is that we have the possibility to understand how two directors can represent different scenarios, and perspectives, of the same problem: the one with the couple that begin to have problems as soon as one of them becames famous, and the other couple that strengthens themselves by supporting each others dreams but fell off the wagon half way anyway.

Whilst Jamie succesfully manages to sell his first book to a famous publishing house right after he starts dating Cathy, she is not getting callbacks at all. In fact, she is just stuck between her job as a waitress and her summer gig in Ohio. She is happy for him but, as he becomes more and more famous, she starts to feel more like a failure. She doesn’t want to be the one that’s left behind.

There’s more than the eye could see with their relationship’s problems, Jamie’s success in no way feels like a threat to Cathy, but rather a constant reminder of her failure and her impossibility to follow and achieve her dreams. Cathy’s insecurities stems from society’s need to validate women by their hability to carry along with their household activities they’re supposed to do, instead of accomplishing their goals.

Their real problem, though, is their unwilingness to communicate with each other. They are really afraid to let the other down, because they really love each other. And when they actually communicate, their only purpose is to hurt themselves.

Cathy and Jamie, in fact,  sing to express themselves. They use music to express their deepest and inner thoughts, and to reflect their expectations, like a daydreaming blowoff valve.  She wants to be independent, succesful and in love, but, at the same time, he wants to be a good provider, a succesfull writer and a charming womanizer.

Mia and Sebastian’s relationship functions the other way around. Both of them are unsuccessful and very lonely when they actually start dating. What’s really great of their relationship is the support and motivation they have with each other. Neither one of them want to see the other one fail, on the contrary, they want them to be happy and fulfilled people.

It’s really their inhability to feel empathy for one another what pushes them to break up. While Mia is incapable to believe that Sebastian would do anything to follow his dream —even if this means to play on a mainstream band and touring— he is clueless about her weariness and constant disappointment that all her failed auditions make her feel.

In the end, they all are idealists, and it’s really interesting to understand that the one thing these four people share, apart from their desire to be famous, is the way they grapple their lives by putting all their expectations before reality. They want to be in an ideal relationship, one where empathy and communication are something to be expected from your loved one.

As we can see, all of the four characters  are always constrained and forced by themselves to live between two worlds: first and foremost, on a fantasy land where they can have it all, and, later, on the real world, where love and fame can’t get along.

In fact, one of these musicals strenghts is their capability to toy with their narrative in order to show their portagonists’ life expectations by using different formats to evidence the stark constrasts between their titular couples real lives’ and their fantasy worlds.

In these movies, achievement and happiness are related with a fantasy/dream world  were their expectations are fulfilled, whilst failure and disappointment are paired with the real world. Both LaGravenese and Chazelle even depict these particular moments with different colors and shades along their stories; whereas the blue and gray filters are in charge of showing failure, the yellow and white ones are destined to bathe the screen with color when an achievement is made.

There’s certainly something tragic behind this argument. This is a world  where idealists are bound to always be normed and constrained by their expectations if they want to follow their path towards success. Even if this means to sacrifice love in their lives.

Anna Kendrick: música, humor negro y 8 de sus películas que no te puedes perder

Si hay alguien que se ha visto más beneficiada por la creciente demanda de actrices cómicas con tintes dramáticos en su filmografía es, sin duda alguna, Anna Kendrick, actriz cuya carrera despegó gracias a su participación secundaria en la saga de Twilight y que actualmente es reconocida como una de las más grandes representantes de la comedia en Hollywood.

El interés de Kendrick por la actuación surge desde su niñez cuando, con tan solo 12 años, logró obtener el papel de Dinah en High Society  de Broadway. Desde entonces, se ha dedicado a participar en diferentes, y muy variados proyectos, donde ha logrado mostrar su innegable talento en el canto, la comedia y la actuación.

La actriz se ha distinguido por aparecer en un sinfín de películas, tanto como protagonista, como actriz secundaria. Por ello, y gracias al creciente interés que tengo por su carrera, he decidido crear un listado con sus mejores actuaciones en el cine, con el fin de que se disfrute en un día de binge-watching.

Películas donde Anna Kendrick es protagonista.

Pitch Perfect (2012) Jason Moore

pitch-perfect-01

La película gira alrededor de Beca, una chica que quiere dedicarse a mezclar música pero, gracias a la insistencia de su padre, termina inscribiéndose a una escuela donde forma parte de un grupo femenino de acapella.

Este es uno de lo primeros filmes donde Kendrick pudo capturar la combinación perfecta entre su rango vocal y la comedia involuntaria que una historia tan formulaica como esta necesita. El Soundtrack es imperdible y la química entre las protagonistas es esencial para la película.

Vela si te gustó: Hairspray o Mamma Mia. 

Drinking Buddies (2013) Joe Swanberg

image-e1378490412147

Técnicamente, Anna es una de los 4 protagonistas de este filme independiente donde se explora el tema de las relaciones tanto de pareja como de amistad y el enorme espacio simbólico entre ambas. Kendrick interpreta a Jill, una chica que se encuentra en una posición difícil al verse envuelta en el amorío entre su novio Luke (Jake Johnson) y Kate (Olivia Wilde), mientras tiene que lidiar con sus propios problemas.

Lo que hace que su actuación llame mucho la atención es la naturalidad con la que actúa a su personaje. Gracias a ella, podemos ver como audiencia todo el rango de emociones que Jill experimenta cuando se da cuenta de lo que está sucediendo a su alrededor y también en sus subsecuentes consecuencias emocionales.

Extremadamente recomendable para las personas que gustan del cine independiente, las historias simples, el desarrollo de personajes y el análisis de conceptos actuales como el amor, la relación de pareja y el autoestima.

Vela si te gustó: Your Sister’s Sister, Frances Ha o Greenberg.

Rapture-Palooza (2013) Paul Middledich

rapture-palooza-2013_65911372217597

Película de humor negro donde la actriz interpreta a Lindsey, una de las pocas personas que, junto con su novio Ben (John Francis Daley), se queda atrás el día de la llegada del demonio a la tierra, mientras el resto de los humanos son rescatados por dios para ser elevados al cielo.

En este filme, la actriz nos muestra el rango de comedia que es capaz de alcanzar y lo mucho que un actor o actriz se puede divertir cuando no se toma en serio una historia. Contiene mucha comedia física, chistes vulgares y profanidad.

Vela si te gustó: This Is The End.

The Last Five Years (2014) Richard Lagravenese

tlfy-banner

Una historia de amor y desamor musical que muestra la relación de Cathy y Jamie (Jeremy Jordan) a lo largo de 5 años. La narrativa sucede de forma anacrónica ya que se combinan los puntos de vista de cada personaje, mientras el pasado y el futuro se cruzan a lo largo de cada canción.

En mi opinión, una de las mejores actuaciones de la actriz. Kendrick canaliza y representa impecablemente a una mujer enamorada que termina por romperse después de vivir un matrimonio pasional y muy intenso con el hombre que consideraba el amor de su vida. Sobra decir que, una vez más, nos muestra que cuenta con un gran rango vocal y una enorme capacidad de representar personajes completos.

Vela si te gustó: (500) Days of Summer, Ruby Sparks, Once.

Películas donde Anna Kendrick es personaje secundario

Up In The Air (2008) Jason Reitman

13

Esta película nos presenta a Ryan (George Clooney) la estrella de una empresa que se dedica a volar de ciudad en ciudad para despedir empleados de otras empresas. Kendrick interpreta a Natalie, una soñadora que propone un nuevo método con el que no se necesite moverse de un lado a otro para llevarse a cabo y que termina por acompañar al protagonista a lo largo de todos sus viajes.

Gracias a esta película, Anna obtuvo su primera nominación al Oscar como mejor actriz de reparto, reconocimiento que, sin duda alguna, merece por su sorprendente interpretación de Natalie, una mujer que se niega a rendirse ante la negatividad a su alrededor y las falsas esperanzas de aspirar a conseguir un trabajo mejor.

Vela si te gustó: The Descendants o This is Where I Leave You. 

Scott Pilgrim Vs. The World (2010) Edgar Wright

scottpilgrim05

Adaptación del cómic con el mismo nombre donde un adolescente (Michael Cera) se enfrentar literal y figurativamente a los exnovios de la chica de sus sueños, Ramona Flowers (Mary Elizabeth Winstead), mientras vive en un mundo lleno de referencias a los videojuegos y cultura pop de 1980 y 1990.

Kendrick interpreta a Stacey Pilgrim, la hermana del protagonista e innegable confidente.  Un personaje que, de haber sido interpretado por otra actriz, no sería más que otro cliché unidimensional.

Vela si te gustó: No hay comparación, simplemente hay que verla.

50/50 (2011) Jonathan Levine

50-50-movie-poster1-copy

Película que presenta la vida de Adam (Joseph Gordon-Levitt), un chico que se entera que tiene cáncer y el viaje personal en el que se embarca para confrontar las diferentes formas en las que él y la sociedad entienden y representan a dicha enfermedad en la actualidad.

Anna es Katherine, la psicóloga de Adam que le ayuda a enfrentarse a la realidad que vive mientras tiene que lidiar con sus propios problemas. De todas las actuaciones de la actriz, creo que es de las más simples, pero también una de las más sinceras.

Vela si te gustó: Miss You Already The Bucket List.

The Voices (2014) Marjane Satrapi

voices

De todas las películas del listado, sin duda es la más extraña. Cuenta la historia de Jerry (Ryan Reynolds) un empleado de una fábrica de tinas que sufre de alucinaciones manifestadas como voces en sus mascotas. Alucinaciones que terminan provocando que asesine a Fiona (Gemma Arterton), la chica de la que se encontraba enamorado.

En este filme, Kendrick interpreta a Lisa, una de sus compañeras de trabajo y amiga de Fiona, que termina por convertirse en una cabeza más en su refrigerador. Con este personaje, la actriz muestra lo bien que se adapta a una comedia inteligente y surreal y lo lejos que es capaz de llegar cuando se trata de comprometerse con la historia.

Vela si te gustó: Filth o Shutter Island.

¿Qué te pareció? ¿Tienes otras películas de Anna Kendrick que te gustaría compartir? No olviden dejar sus comentarios y ¡disfruten del binge-watching!

 

 

 

The color narrative in audiovisual stories.

It’s very well known that our brain has a wonderful way of working when it comes to color. It could react to a certain, and specific, situation depending on the one that surrounds the person at issue the same way it could understand a feeling with an  auxiliary color. Color is important to our lives. Color is everywhere.

Color is a wonderful narrative device that can carry a whole scene with emotional depth and no dialogue whatsoever. The beauty of it lies in its habilty to communicate directly with our feelings whereas our brains can fully understand the message separately.

So, it’s not suprise that color and audiovisual stories (TV and Cinema) have had, from the very beginning, an intrinsical link.  With color you can transform a bubbly and happy scene into something dark and sinister, you can also communicate to the audience the frame of mind of a certain character by the color he or she is wearing in their clothes, and you can even distinguish periods of time, on a movie or TV show, with color and shades.

You could say a lot of things just by using one color. Blue can be related to sadness and melancholy the same way it could be linked with life. Yellow, on the other hand, can be attached with happiness and magic, but also with anger.

You just have to take a look into the current TV shows on air to find color narratives all over the place. Whereas Netflix’s Jessica Jones tries to mimic the film noir atmosphere we all love with dark surroundings and grey areas in its sceneries, Unbreakable Kimmy Schmidt paints its frames with bright and happy colors to imitate the kind of psychotropic world where all its characters live in.

In Richard LaGravanese’s nonlinear narrative film, The Last Five Years,  we understand that a time jump happens -in the past and in the future-  by painting all over the sad scenes with intense dark gloomy colors, and with colorful bright shades on the happy ones.

TheLastFiveYears The_Last_Five_Years_Jeremy_Jordan_Anna_Kendrick

The same thing happens in Alejandro González Iñarritu’s Birdman, when the narrative is trying to tell apart the dream sequences, using yellow tones,  from the reality, with blue hues, only to mix them up by the very end when the character, and the movie, can’t tell the difference between Birdman and Riggan Thomson.

Notwithstanding, in Judd Apatow’s anti-rom-com-ish Netflix show, Love,  we see, in the first episode, our protagonist Gus buying  online a blue rug before breaking up with her girlfriend, only to discover the next day an orange one standing on his door. Right after this, Mickey bumps into his life using an orange blouse, and, from that very moment, we see both of them wearing clothes with all the possible variations of this colors all over the season, like a colorful dance of feelings.

love-tv-review-netflix

Something similar happens with Robin Wright’s character in House Of Cards, Claire. Whilst her wardrobe in the show consists in a wonderful variety of beautiful and elegant dresses, its colors oscillate between white and black depending on how dark or empathic she acts along each episode. So is natural to see her wearing a sober black dress while scheming a new plan with her husband to win over the white house in one scene, and using a white and delicate gown in bed with her lover in another.

House-Cards-Style robinwright3-photos

There’s even an interesting internet theory that develops on the ambivalency between the constant presence of  purple and yellow in How I Met Your Mother that suits very well within their narrative logic.

Color is, then, more than just a tool that could turn animated images into life.  Color, as it happens with feelings an sensations, is constantly attached to our perspective and our usual way of understanding life. We translate experiences that we paint with our minds.

Color is extremely important within any audiovisual story narrative. Whether a movie or a TV show is trying to communicate the very central core of its message using a beautiful color palette or accompanying a character quest between realms with only one shade, color will always be the perfect way to do so.

 

 

Mis películas favoritas del 2015

Una de las cosas que menos me gusta de vivir en un país como México es la falta (y tardanza absoluta) de distribución de películas que tenemos mes con mes. Me parece inadmisible que los único filmes que podemos disfrutar en fechas plausibles sean los blockbusters. Me parece aún más terrible que el 2015 haya sido un año que se distinguió por sus historias independientes y actuaciones soberbias fuera de la sombra de Hollywood y que, por lo mismo, casi ninguna haya llegado a nuestro país.

Díganme purista, pero no hay mejor experiencia para disfrutar un buen filme que en el cine y no en una pantalla de una computadora. Así, la idea inicial de este post era enlistar las mejores 15 películas del 2015 pero, para mi mala fortuna, muchas de ellas o no han llegado a nuestro país (Carol, The Danish Girl, Spotlight, The Big Short, Room) o parece que nunca lo harán (Trumbo, Sisters). Por ello, mejor hablaré de aquellas que llamaron mi atención y vale la pena verlas.

Mad Max: Fury Road (George Miller)

madmax

La inevitable ganadora de todas las listas de finales de este año, sin lugar a dudas, es Mad Max. No sólo contó con un reparto estelar, sino que logró darle una perspectiva femenina a una historia que, en manos de cualquier otra persona, hubiese caído en la tendenciosa mirada masculina de siempre.

A su favor: maravillosas secuencias de acción grabadas en locaciones y con muy poco uso de efectos especiales, el tipo que escupía fuego de su guitarra mientras la tocaba furiosamente, Imperator Furiosa.

En su contra: para ser una película que dedica gran parte de su discurso en condenar la falta de preservación de nuestro planeta, y sus recursos naturales, abusa de las explosiones entre carros que generan excesivas volutas de humo contaminantes.

Goodnight Mommy (Severin Fiala, Veronika Franz)

maxresdefault

Innovadora película de terror que atrapa al espectador desde la primera escena. Narra la historia de un par de hermanos gemelos que desconfían de la mujer que llegó a su casa con la cara vendando argumentando que es su mamá. por la forma en la que está hecha, si no te encuentras como espectador buscando pistas en todas partes, algo no estás haciendo bien.

A su favor: una premisa muy original, excelentes actuaciones, hermosa fotografía.

En su contra: el twist me pareció muy obvio, pero (aún así) muy redituable.

Tangerine (Sean S. Baker)

maxresdefault (1)

Vivimos en una época donde las historias con personajes transgénero (que no resultan ser mofa) son más recurrentes y Tangerine no es la excepción. Cuenta la historia de una prostituta que se entera que su novio, que resulta ser su pimp también, se está acostando con otra, lo que la lleva en una búsqueda constante del primero para confrontarlo con la segunda. Oro puro.

Fun fact, la película fue grabada enteramente con teléfonos celulares.

A su favor:  trata de una manera muy natural pero potente temas como la prostitución, la comunidad transgénero, el amor, la familia como institución y la amistad.

En su contra: las protagonistas, al ser su primer papel, tienen un poco de problemas al momento de mostrar un rango más amplio de actuación.

45 Years (Andrew Haigh)

45-years-poster

El director de la conmovedora película ‘Weekend’ nos trae otra potente historia de amor protagonizada por la excelente Charlotte Rampling que interpreta a Kate, una mujer que pasa por una montaña rusa de emociones la semana anterior a la celebración de 45 años de matrimonio con su esposo Geoff. Filme que tiene escrito ‘Oscar’ por todas partes.

A su favor: Charlotte Rampling, la impresionante fotografía, las potentes tomas que comunican mucho más que cualquier otro diálogo.

En su contra: el ritmo es un poco lento y a veces parece que Rampling está arrastrando la historia a cuestas.

Inside Out (Pete Docter, Ronnie Del Carmen)

Inside-Out-Pelicula

Película animada de Pixar que definitivamente está hecha para impactar mucho más a los adultos que a los niños con una creativa historia dentro de la cabeza de Riley, una niña de 12 años, y las emociones principales encargadas de sus sentimientos. Se disfruta mucho más en inglés con las increíbles voces de Amy Poehler, Mindy Kalling y Phyllis Smith.

A su favor: animación que te dejará sin aliento, historia fuerte y conmovedora, Bing-bong, la posibilidad de echar un vistazo a la mente de la gente que rodea a Riley.

En su contra: si nos ponemos muy estrictos, un poco de incoherencia narrativa con las emociones propias de las emociones.

Trainwreck (Judd Apatow)

Trainwreck-2015

Y ahora con ustedes, la ganadora de todo lo bueno y divertido que protagonizó muchos de los mejores sketches del 2015: ¡Amy Schumer! Esta talentosa comediante haciendo mancuerna con Judd Apatow sólo pudo  haber resultado en una ingeniosa (y un poco cursi) comedia romántica que gira en torno a una veinteañera, sin orden ni control en su vida, que conoce a un honesto y simpático doctor deportivo. Es imposible no disfrutar un filme constituido por Bill Hader, Tilda Swinton y Amy Schumer.

A su favor:  gran cast, excelente uso del humor negro, frescura para un género muy viciado.

En su contra: el final es tan predecible y estereotípico de las comedias románticas que se contrapone con toda la historia inicial.

Spy (Paul Feig)

spy-poster-2015-HD-wallpaper

Cuando se trata de una película de Melissa McCarthy yo siempre soy el primero en salir corriendo a la sala de cine porque la considero una excelente actriz. Algo que demuestra con creces en esta divertida comedia de Paul Feig que centra todos sus esfuerzos en realizar una parodia inteligente de las películas de espías.

A su favor:  La excelente Rose Byrne interpreta uno de los mejores papeles de su carrera como la encantadora villana Rayna. Imperdible.

En su contra: Conozco a muchas personas que no les cae bien Melissa McCarthy y su tipo de comedia, ese creo que sería su único punto en contra.

The Martian (Ridley Scott)

The-Martian-Movie-Trailer-Not-Science-Fiction-Its-Science

Creo que no hay persona más talentosa y con visión para la ciencia ficción como lo es Ridley Scott. Por ello, cuando me enteré que iba a dirigir la fabulosa novela de Andy Weir, ‘The Martian’, no pude evitar emocionarme muchísimo porque no podría haber quedado en mejor manos. En efecto, esta historia en las manos de dicho director es toda una agradable sorpresa, llena de impresionantes momentos que hacen homenaje a uno de los mejores libros del 2011.

A su favor:  excelente adaptación del libro, buena selección del cast, es una película que te atrapa de inicio a fin.

En su contra: la actuación de Matt Damon puede interpretarse como un poco forzada.

The Last Five Years (Richard LaGravenese)

tlfy-banner

Filme adaptado de la obra músical con el mismo nombre. Narra los 5 años de duración de la relación entre Jamie y Cathy por medio de canciones y una técnica interesante dónde la historia de cada uno es contada de diferente forma: la de Jamie parte del inicio de su relación, mientras que la de Cathy sucede desde el final.  Esencial para los fans de los musicales.

A su favor: la forma en que la película está hecha favorece una historia muy dinámica, las canciones son excelentes, es muy sencillo empatizar con los personajes.

En su contra: al ser una película contada (en su mayoría) por medio de puras canciones puede resultar fastidiosa para los cinéfilos que no gustan de los musicales. Evítala si no te gusta Anna Kendrick.

Welcome To Me (Shira Piven)

welcome-to-me

Una de esas joyitas indies que pasaron desapercibidas el año pasado. Cuenta la historia de Alice, una chica que, al ganar la lotería, deja de tomar sus medicamentos psiquiatricos y decide comprar su propio Talk Show. Es diferente y cuenta con un cast impresionante liderado por Kristen Wiig. Recomendada para todos los amantes de las dramedies indies.

A su favor: Kristen Wiig, la comedia inteligente, la idea original.

En su contra: por su formato puede que no llame la atención de muchas personas.

Así que ahí las tienen, una selección variada de películas para todo cinéfilo que guste de conocer cosas nuevas y divertirse con lo que va a ver al cine.

¿Cuáles fueron sus favoritas del 2015? ¿Tienen alguna recomendación para mí? No dejen de compartirme sus ideas en los comentarios.