‘Unbrekable Kimmy Schmidt’: la reina del binge-watching.

Una de las cosas que más me gusta hacer es disfrutar de esa hermosa actividad llamada ‘binge-watching’, es decir, ver una cantidad considerable de episodios seguidos de una serie. Algo que Netflix, y otras plataformas similares, ha sabido alimentar de forma inteligente.

‘Unbreakable Kimmy Schmidt’ es la última novedad con la que, esta plataforma de streaming, nos ha regalado gracilmente a todos los acérrimos fans del ‘binge-watching’. La cuál cuenta la vida de Kimmy después de haber sido rescatada de un culto apocalíptico que la tenía encerrada en un bunker junto a otro grupo de chicas.

Lo primero que tendría que decir sobre esta serie es su increíble (y acertado) cast: Ellie Kemper (Erin en ‘The Office’) retrata a la adorable Kimmy, mientras que Jane Krakowski (Jenna en ’30 Rock)  se encarga del papel de Jacqueline, una superficial neoyorkina que contrata a la protagonista para cuidar de su casa y, de paso, a ella misma.

unbreakable_kimmy_schmidt_trailer_h_2014

No sólo este par de talentosas mujeres son la perfecta dupla para llevar una serie con un tinte de humor negro (que raya en lo simple) como lo es ‘Unbreakable Kimmy Schmidt’, también gozan de una química suficiente para llevar a la serie de la mano. Acompañándolas también se encuentra la magnífica Carol Kane, como la dueña de la casa donde Kimmy vive, y Titus Burgess funge como el (un tanto desgastado) sassy roomate gay de la protagonista.

Así, vemos cómo Kimmy, capítulo a capítulo,  sobrevive a varias confrontaciones con una serie de personajes tan extraños, como radicales, que se despliegan entre un corolarios de maestros desobligados, hombres controladores,  falsos profetas fundamentalistas, adolescentes idiotizados por el internet y el departamento de migración de EU.

Lo que llama más mi atención de esta serie es la capacidad que tiene de tratar (y confrontar) temas de una naturaleza complicada. A final de cuentas, Kimmy es secuestrada por un culto que la mantuvo captiva por 15 años, asegurándole que el fin del mundo estaba cerca.  Cualquier persona, en otro caso, sufriría consecuencias severas. Sin embargo, la protagonista (con todo y secuelas traumáticas del evento) no se deja vencer por los obstáculos y logra salir adelante.

ellie-kemper-unbreakable-kimmy-schmidt-1

De la misma forma, y a un nivel muy profundo, la serie toca ciertos temas de relevancia actual que seguramente provocaron que más de uno levantara la ceja en desaprobación. En mi caso fue la representación inequívoca de inequidad de género (pero eso lo trataré en otra entrada).

Con todo lo anterior mencionado puedo asegurar que es una serie que vale completamente la pena, ya que contiene innumerables momentos de diversión que vale la pena disfrutar. Ya sean gags recurrentes, situaciones ridículas retratadas por el humor negro o argumentos sólidos sobre temas de la actualidad, sin duda ‘Unbreakable Kimmy Schmidt’ llegó para quedarse.

It’s a miracle! (damn it!)